Inicio / Artículos / “Nadie supo darme el código”, el caos de Radar COVID: códigos que no llegan, notificaciones con retraso y mucho trabajo por hacer

“Nadie supo darme el código”, el caos de Radar COVID: códigos que no llegan, notificaciones con retraso y mucho trabajo por hacer


“Te informaremos en el caso de un posible contacto de riesgo”, promete Radar Covid. Pero pese a que el número de positivos está aumentando, todavía es difícil encontrar personas a quienes la aplicación de rastreo de contactos les haya avisado.

Radar Covid está disponible desde el pasado 10 de agosto y se esperaba que a partir del 15 de septiembre funcionase en toda España. Pero no ha sido así. Han pasado varias semanas desde esa fecha y ni la Comunidad de Madrid ni Cataluña tienen en pleno funcionamiento la aplicación.

Radar Covid ha sido descargada por más de 4 millones de usuarios y al mismo tiempo decenas de usuarios están mostrando en redes sociales su descontento ante los distintos problemas, desde la dificultad de conseguir un código en el sistema de Salud tras dar positivo hasta problemas para recibir los avisos.

Esta es la situación con Radar Covid y los distintos problemas que está teniendo para convertirse en una herramienta útil para el rastreo de contactos. Una aplicación que se recomienda instalar a todo el mundo, pero está todavía muy lejos de cumplir con su cometido.

Qué ocurre con los códigos para Radar Covid y las comunidades autónomas

Radar Covid

Para funcionar, Radar Covid utiliza una serie de claves aleatorias que se comparten con los móviles cercanos a través de Bluetooth. Cuando un usuario da positivo, debe solicitar al sistema de Salud de su comunidad autónoma un código de 12 dígitos para introducir en la aplicación y avisar a Radar Covid que ese móvil supone un contagio. Sin embargo, conseguir este código está suponiendo todo un reto para muchos usuarios. Sea porque en su comunidad autónoma todavía no está implementado el sistema o porque los empleados del sistema de Salud Pública no están bien informados y desconocen cómo funciona la aplicación.

Al depender de cada comunidad autónoma, encontramos tres situaciones distintas dentro de España.

En primer lugar está Cataluña, la única comunidad donde oficialmente el sistema aún no está activo. Desde la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA), responsable de Radar Covid, no tienen una fecha estimada de su llegada y explican a Xataka que el retraso se debe a “una cuestión técnica”, sin concretar más detalles.

Por otro lado tenemos la Comunidad de Madrid, que según la SEDIA “ya puede generar códigos” pero están “esperando que terminen sus protocolos internos para distribuirlos”. Un caso muy representativo del lío que está suponiendo Radar Covid. Madrid dispone de la capacidad de generar códigos desde el 2 de septiembre, pero no los están dando.

“Cuando nosotros comunicamos que ese proceso ha terminado, quiere decir que esa comunidad ya puede generar códigos. ¿Qué falta? Que dispongan la forma de hacerlo llegar desde su circuito sanitario, sea a través de enfermeros de la atención primaria, rastreadores… lo que ellos decidan. Queda en sus manos dárselo a su personal sanitario”, explican desde la SEDIA.

La Comunidad de Madrid se encuentra realizando un proyecto piloto en Guadarrama, que iba a durar unas tres semanas. Es la realización de este proyecto piloto lo que habría ralentizado la implementación del sistema, según apuntan fuentes de Salud Pública de Madrid. Radar Covid debería empezar a funcionar en la Comunidad de Madrid a partir de la semana que viene, según comentan estas mismas fuentes.

Es “un piloto innecesario” según explican desde la SEDIA: “El piloto de Radar Covid ya se hizo en agosto en La Gomera”. En el caso de Cataluña, el secretario de Salut Pública Josep Maria Argimon, explicó que también realizarán un piloto antes de implantar Radar Covid.

En el resto de CCAA, Radar Covid ya se encuentra activa y los distintos sistemas de Salud disponen de mecanismos para ofrecer códigos a los ciudadanos que los soliciten. Salvo Madrid y Cataluña, que representan el 30% de la población española, en el resto del país en teoría sí debería funcionar con normalidad.

La situación se enmarca en una batalla entre implementación y competencias. Los responsables de la aplicación explican que han dado las herramientas necesarias para generar estos códigos, pero deben ser las Comunidades Autónomas quienes los ofrezcan a través del sistema de Salud. “No depende ya de nosotros”, argumentan desde la SEDIA. “Las Comunidades Autónomas debían hacer una petición oficial que estaban interesadas en la herramienta, por lo que si la piden es porque iban a implementarla”.

Pero también encontramos usuarios en aquellas comunidades donde sí está implementado que tampoco están recibiendo el código. Es el caso de Andalucía o La Rioja, donde algunos usuarios alertan que su médico no sabía nada.

Fuentes de la Consejería de Salud y Familia explican a Xataka que “Salud Pública está muy cargada como para asumir la implementación“. Se trata de un caso claro de diferencia entre teoría y práctica. Estas mismas fuentes nos explican que es puramente un tema de gestión e informática y que no cae en las competencias de la gente de Salud Pública. “En las charlas internas técnicamente está todo bien”, apuntan, pero también aprecian que no todos los empleados de Salud Pública acaban recibiendo la información necesaria para proporcionar los códigos.

Radar Covid App

Imagen: Consejería de Sanidad de Castilla la Mancha

Según explica Ignacio Lage, responsable del área TIC del Servicio Andaluz de Salud, desde que se puso en marcha este sistema solo 380 andaluces han solicitado su código. En contraposición con los 13.531 casos positivos durante los últimos 14 días.

En el caso de Cuenca, desde el día 18 de septiembre se han facilitado 17 códigos a usuarios que tenían instalada la aplicación, según informan fuentes del Servicio de Salud a Voces de Cuenca. Castilla-La Mancha es una de las comunidades donde está activa la aplicación y explica que “tras un proceso de adaptación técnica, los profesionales que se integran en el equipo de vigilancia epidemiológica o rastreadores ya han sido instruidos y pueden suministrar los códigos encriptados”.

Relatando en primera persona la dificultad de conseguir un código y utilizar la app

Desde el lado del usuario que ha sido contagiado y desea introducir su código también hay testimonios. En redes sociales se ha viralizado la experiencia de Mario González, usuario de las islas Baleares, quien explica a Xataka que “nadie supo darme el código”. González explica que solicitó el código el pasado 15 de septiembre a su centro de salud, a su rastreadora, a su centro de control Covid y a la cuarta, finalmente pudo conseguirlo en el teléfono infoCovid de Baleares. “En la última conversación me confirmaron que sí les competía a ellos, que me cogían los datos de nombre y teléfono y me llamarían. Posteriormente me llamaron y mandaron el SMS”.

González nos ofrece un vídeo donde se muestra el proceso de introducción del código. Si el código es incorrecto dará error, pero al haber sido positivo y tener un código correcto, este usuario sí pudo continuar con los pasos. Según se muestra en el vídeo, al enviar el diagnóstico aparece un mensaje en inglés y seguidamente un mensaje de agradecimiento, en lo que es un proceso bastante rápido.

El proceso de Radar Covid no termina ahí. Una vez introducido el código es de esperar que los usuarios que han estado en contacto contigo reciban una alerta de exposición. González explica que su pareja (con la que vive) no recibió el aviso hasta 5 días tarde.

Desde la SEDIA explican que se trataría de un caso aislado, posiblemente por “problemas de internet”. Sin embargo, previamente se han dado a conocer distintos problemas relacionados con recibir los avisos correctamente.

Problemas de sincronización con el móvil y retrasos al recibir el aviso

El número de notificaciones por exposición y aviso de contagios es tan reducido que es difícil encontrar usuarios que muestren cómo funciona. Lo habitual (y esperable) es que Radar Covid nos muestre un mensaje en color verde, con el texto de riesgo de exposición baja.

En caso que alguien cerca nuestro haya dado positivo y lo haya marcado en la aplicación, el sistema debería notificarnos con un aviso de “Exposición alta”, con el mensaje que podríamos haber sido infectados desde determinada cantidad de días. Es lo que muestra Leticia, una usuaria que sí recibió un aviso gracias a la aplicación.

Radar Covid necesita tener activado el Bluetooth para funcionar. Sin ello nos dará un error. Hasta ahí bien, pero también hay otros asuntos a considerar. En Android, la aplicación también necesita tener el GPS activado debido a la tecnología Bluetooth Scanning y su implementación por parte de Google. En respuesta a Xataka, desde Google explican que a partir de Android 11 no se tendrá en cuenta este requisito y cambiará.

No Funciona

principios de septiembre, desde la página de Github del proyecto de Radar Covid se informaba que la aplicación de la App Store no utilizaba la última versión del protocolo DP-3T, una semana después de actualizaba la aplicación para corregirlo. La versión 1.0.6 de la aplicación, activada el 16 de septiembre, no recopilaba los datos de los usuarios adecuadamente. Afortunadamente, el error duró menos de un día.. Se trata de problemas puntuales, pero que evidencian la dificultad de establecer un sistema como este.

Otro problema que los usuarios de Radar Covid y de otras aplicaciones similares han detectado es su funcionamiento junto a los modos de ahorro de energía de los móviles. Según describen usuarios de móviles Samsung o Huawei, la notificación de exposición no aparecía debido al ahorro de energía. No quiere decir que no se envíe, pues si abrían la aplicación sí aparecía, pero no saltaba el aviso. Con la subsecuente repercusión en el tiempo que puedes tardar en darte cuenta que podrías estar contagiado.

Escepticismo y falta de transparencia sobre el uso real de Radar Covid

Dejando a un lado el debate de la privacidad, parece relevante apuntar hacia el nivel de transparencia de Radar Covid si lo comparamos con sus homólogas europeas. El único dato que proporciona la SEDIA es el nivel de descargas y esto no nos sirve para hacernos una idea sobre el uso real que está teniendo la aplicación, cuántas personas la utilizan y cuántos códigos se están introduciendo.

Según un informe de Smartme Analytics, los jóvenes de menos de 24 años serían los que menos usan la aplicación, frente a los españoles de entre 35 y 44 años, los más concienciados con un uso del 17,1%. Un valor que se sitúa en el 28% de media, según una encuesta de la OCU.

Ante la falta de estadísticas oficiales, ingenieros independientes como Pedro José Pereira han creado herramientas para visualizar las estimaciones de positivos introducidos y otros datos. Hablamos de RadarCOVID Stats, un proyecto donde se publican cada hora datos sobre el uso de las TEK (Temporary Exposure Key). Es decir, de los identificadores aleatorios anónimos que se van intercambiando entre los miles de móviles y que permiten estimar el número de usuarios de Radar Covid o el número de positivos introducidos en el sistema.

Según los datos de RadarCOVID Stats, el uso de la aplicación se situaría alrededor del 0,5% de la población, con un máximo de unos 500 avisos a la semana. Sin embargo, estos datos no son oficiales tal y como apunta el propio creador del proyecto. “Lamentablemente, ni el proyecto Radar COVID de código abierto ni la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial de España publican el número real de diagnósticos compartidos, por lo que no podemos ajustar con mayor precisión estas estimaciones”.

Swiss Covid

Estadísticas de Swiss Covid sobre el número de códigos introducidos diariamente.

Radar Covid sigue apareciendo en el top de aplicaciones más descargadas de Android, pero no hay un reflejo real de cuál está siendo su uso. No ocurre así por ejemplo con la aplicación Swiss Covid, de Suiza. En su página de monitorización, la Oficina Federal de Salud Pública proporciona estadísticas de uso de SwissCovid. Una tarea que en España correspondería a cada una de las Comunidades Autónomas. Entre esos datos podemos observar desde los usuarios activos, el número de códigos introducidos al día y a la semana.

En el caso alemán, Corona Warn ha cumplido 100 días de uso y ha alcanzado los 18,38 millones de descargas. Según datos compartidos por las autoridades alemanas, el 57% de los usuarios que dieron positivo (2350 personas) compartieron su estado de infección.

En Xataka | Radar Covid: qué es y cómo funciona la app oficial de rastreo de contactos de España

FUENTE

https://www.xataka.com/aplicaciones/nadie-supo-darme-codigo-caos-radar-covid-codigos-que-no-llegan-notificaciones-retraso-mucho-trabajo-hacer

Prueba también con

La NASA aterriza por primera vez en un asteroide: la misión OSIRIS-REx logra alcanzar la superficie de Bennu para recoger muestras

La OSIRIS-REx de la NASA ha logrado aterrizar en la superficie del asteroide Bennu. Un histórico logro …