Inicio / Artículos / El Gobierno aprueba el ingreso mínimo vital: quién podrá pedirlo y por qué no es cómo la renta básica universal

El Gobierno aprueba el ingreso mínimo vital: quién podrá pedirlo y por qué no es cómo la renta básica universal

El Gobierno ha aprobado el ingreso mínimo vital en el último Consejo de Ministros. Una prestación con el objetivo de amparar al 80% de las personas en situación de pobreza severa en España. “Una medida histórica en nuestra democracia reciente para que nadie se quede atrás”, según describe Pedro Sánchez. ¿En qué consiste esta ayuda? ¿Quién y cómo podrá solicitarla? Estos son los detalles que ha explicado el Gobierno del ingreso mínimo vital, una medida que, según estiman, podrá llegar a beneficiar a más de 850.000 hogares.

El IMV será una prestación gestionada a través de la Seguridad Social. Y a diferencia de otras ayudas, se trata de una medida estructural e indefinida. Es decir, no será una medida temporal. “Será una red de seguridad permanente para los más vulnerables”, define José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social.

Quién podrá solicitar el ingreso mínimo vital

Según los cálculos de Seguridad Social, esta ayuda podrá beneficiar a 2,3 millones de personas. La cantidad dependerá del número de personas en cada hogar y de las rentas que estos perciban. A medida que se vayan recibiendo las solicitudes, el dinero irá llegando a los distintos hogares, empezando desde este mes de junio.

A partir del 15 de junio, podrá solicitarse esta prestación y se podrá realizar sin necesidad de desplazamientos a través de la página oficial de la seguridad social, enviando la documentación por correo ordinario o llamando a un teléfono 900 creado para la ocasión. El Gobierno explica que creará un asistente virtual y un simulador para facilitar el proceso.

Hasta su publicación en el BOE no habrá cifras oficiales de los requisitos mínimos y las cuantías concretas, si bien sí se han filtrado algunas cifras basadas en borradores previos. Según estos documentos, la ayuda irá destinada a la “unidad de convivencia” por lo que pese a que sí habrá un solicitante, la ayuda se basará en el cálculo de los ingresos por hogar. Para poder solicitar la ayuda se deberá contar con entre 23 y 65 años y llevar al menos un año residiendo de forma legal en España.

Para poder solicitar la ayuda, este hogar deberá estar en situación de vulnerabilidad. Esto es, por debajo de la renta mensual calculada en función de los miembros. Este cálculo estará basado en el número de personas pero también se tendrán en cuenta factores como la edad o menores a cargo.

Uno de los requisitos de la ayuda será la búsqueda de empleo, aunque el ministro Escribá habla de “itinerarios de inclusión” que deberán ser definidos con las autonomías y ayuntamientos.

Cuál es la cuantía de las ayudas

La cantidad recibida no será fija. El objetivo será complementar la renta hasta el nivel calculado que debería corresponder a ese hogar. Este cálculo se basará en la renta del año interior y se tendrá en cuenta el patrimonio.

Según el criterio de Eurostat, el umbral de riesgo de pobreza se fija en el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas. Un umbral situado en 8,871 euros al año en 2018 para hogares de una persona y de 18.629 euros para un hogar con dos adultos y dos menores de 14 años. No serán estos los datos de referencia que vayan a utilizarse para el cálculo del ingreso mínimo vital, pues la medida irá destinada al 20% más pobre de la sociedad española, con un ingreso inferior a unos 230 euros al mes.

Según una entrevista del ministro Escrivá en El Periódico, “el ingreso mínimo garantizará entre 461 en 12 pagas y algo menos de 1.100€ al mes”, la primera cifra para hogares de un adulto y la última para familias compuestas por tres adultos y dos niños o más u hogares con cuatro adultos y un menor.

Moncloa calcula que la medida garantizará entre 5.538 € y 12.184 euros al año a cada hogar. De esta forma, la renta media garantizada es de 10.070 euros al año por hogar, mientras que el importe de la prestación será de unos 4.400 euros anuales.

Una de las ventajas de este ingreso mínimo vital es que podrá complementar otras ayudas. Es decir, el dinero de becas o ayudas al alquiler no se tendrá en cuenta a la hora de calcular la renta recibida.

Qué coste tendrá para el Estado

Coste

El coste de esta medida está estimado en unos 3.000 millones de euros anuales, aunque permitiría ahorrar unos 2.000 millones de euros al evitar duplicidades con las comunidades autónomas, según cálculos del ministro. Según describe el Gobierno, se trata de un programa similar al que ya se realiza en otros países de la Unión Europea y en varias comunidades autónomas.

Respecto a las comunidades, el ingreso mínimo vital será complementario a las de estas. Las autonomías deberán redefinir sus prestaciones teniendo en cuenta que el estado central garantizará un mínimo. Cada comunidad deberá establecer sus propios criterios para determinar hasta qué punto complementa esta prestación o si la aumenta a determinados colectivos.

La renta básica universal no depende de la renta

El ingreso mínimo vital no es una renta básica universal, sino una renta de inserción o renta mínima. La renta básica universal no discrimina a los receptores según sus rentas y es independiente de su situación económica.

De los 2,3 millones de personas estimados que podrá recibir el ingreso mínimo vital, “se calcula que el 30% son menores y el 16% son monoparentales, con el 90% encabezados por una mujer”, según describe el Gobierno.

Según ha explicado el ministro de Seguridad Social en rueda de prensa: “nuestra intención es poder adelantar de oficio la prestación a unos 100.000 hogares, sin que tengan que solicitarla”.

Imagen | Moncloa

FUENTE

https://www.xataka.com/empresas-y-economia/gobierno-aprueba-ingreso-minimo-vital-quien-podra-pedirlo-que-no-como-renta-basica-universal

Prueba también con

Ya estamos diseñando niños (más o menos): el secreto no está en la modificación, sino en la selección genética

Somos capaces de modificar genéticamente numerosos organismos. Es más, se hace diariamente con fines de …