Inicio / Artículos / DIOSAS EGIPCIAS: NEITH

DIOSAS EGIPCIAS: NEITH

Neit, o Neith, diosa de la mitología egipcia, es una antigua diosa de la guerra y la caza, posteriormente creadora de dioses y hombres, divinidad funeraria, diosa de la sabiduría e inventora .

Neith construía las armas de los guerreros y guardaba los cuerpos a su muerte. Neith se identifica con la diosa Tanit “Tierra de Nit”, adorada en el norte de África, como la diosa del cielo y con los atributos de enfermera asociados a la fertilidad. Igualmente se la asocia a la fenicia Astarté o a la Ishtar babilonia.

Se corresponde con la diosa griega Atenea por ciertos atributos paralelos con ella.

Su aspecto es el de una mujer con la corona Roja del Bajo Egipto, con arco y dos flechas, o una lechuza y una lanza o una lanzadera de tejedora. También fue representada como escarabajo, abeja, vaca, pez, con cabeza de leona, y a veces dando de mamar a un cocodrilo.

Neit, también llamada Tehenut “La Libia”, es una antiquísima diosa egipcia cuyo culto proviene del periodo predinástico, en el cual tenía forma de escarabajo, después fue diosa de la guerra y la caza, y diosa inventora. Así como diosa de la quietud doméstica y de la institucion familiar y por ende protectora de las mujeres.

Esposa de Seth y madre de Sobek en el Imperio Antiguo, considerada protectora del faraón, e identificada con la abeja. Protege asimismo a Osiris y a Ra con sus flechas que adormecen a los malos espíritus.

En el Imperio Nuevo se convierte en la “diosa madre”, ser andrógino creador de dioses y hombres, la que engendró el universo a través de siete flechas (o siete palabras, pues también se decía que creaba a través de la palabra) con las que hizo surgir la colina primordial.

En el periodo saíta es una diosa nacional y se la proclamará “Madre de todos los dioses”.

En su aspecto funerario es la diosa protectora de los muertos, la que inventó el tejido (por lo que se convierte en patrona de los tejedores) y ofrece tanto las vendas como el sudario para los difuntos. También era la encargada de restaurar las almas, a las que ofrecía pan y agua tras su largo viaje desde el mundo de los vivos.

Fue denominada Tehenut, “”la libia”, “Diosa-Madre” durante el Imperio Nuevo, “la que dio luz a Ra” como diosa primordial, “la iniciadora del nacer después que no hubiera el nacer”; también “Amamantadora de cocodrilos” en Sais, “La Terrorífica” en Esna; “Dama de Occidente” como divinidad funeraria;

 Fue venerada en Sais, donde los sacerdotes de Neit eran médicos obstetras, y en la puerta de su templo había una inscripción que nos describe asi Plutarco en uno de sus textos:

 “Soy todo lo que ha sido, lo que es y todo lo que será. Ningún mortal ha sido capaz de alzar el velo que me cubre”

También fue venerada en EsnaTanisMenfis, Prosópolis y El Fayum. Se celebraban fiestas en su honor el día 23 del mes de Tybi y el 11 del mes de Meshir.

Llevaron su nombre las antiguas reinas: Neit-HotepMeryt-NeitNeit-Ikerty (Nitocris), y Neit la hija del faraón Pepy I.

Como comentamos esta diosa egipcia es una de las principales que ayudaban a los muertos en su recorrido hasta la Duat y para ello tambien recibían ayuda de los vivos siguiendo las instrucciones del libro de los Muertos.

Se conoce como “Libro de los Muertos” una colección de sortilegios que se incluían en las tumbas del Reino Nuevo, y pretendían ayudar al difunto en su difícil camino al Más Allá y en el juicio de Osiris. Su título original podría traducirse como “La salida al día“. La muerte no era mas que un renacimiento, al igual que el sol sale cada día, asi el difunto accedía a un nuevo renacer.

Su origen se encuentra en “Los Textos de las pirámides” del Reino Antiguo. Estos derivaron en “Los textos de los sarcófagos” durante el Reino Medio. El papiro con las fórmulas adecuadas para ayudar al alma del difunto se depositaba junto a la momia, en la tumba. También se escribían pasajes del libro en los ushebtis. Pero el libro no sólo comprende fórmulas para superar el juicio de Osiris, sino también pasajes para que el difunto reconozca a los dioses que le serán favorables o para que pueda orientarse en su viaje por “las 12 Regiones de la Duat”. Eran los sacerdotes-lectores los encargados de leer ciertos pasajes de el Libro vueltos hacia la momia.

El Libro consta de aproximadamente 200 capítulos o sortilegios. La versión más conocida y más completa es el Papiro de Ani, un texto compuesto por 3 capas de hojas de papiro pegadas entre si y dividido en 6 secciones con una longitud entre 1.5 y 8 metros cada una. La longitud total del texto es de 23.6 metros. Fue adquirido por el Museo Británico en Tebas el año 1888 y actualmente está registrado con el número 10470. El papiro fue realizado por 3 escribas diferentes, como puede apreciarse en las diferentes grafías que en él aparecen, pero sólo uno realizó los dibujos. Originalmente es posible que no fuese encargado por Ani, un escriba de hacia el año 1300 a.C., o al menos no en su totalidad, pues su nombre aparece escrito con una escritura diferente. El papiro contiene algunos errores derivados de la falta de atención. Existe una versión electrónica del Papiro de Ani, según  la traducción realizada por Sir Wallis Budge.

Existe otro libro llamado ‘El Libro de la Vaca Divina’ o ‘Libro de la Vaca Celeste’ se encuentra representado, total o parcialmente, en el primer féretro de Tutankamón y en los muros de las tumbas de Sethy I, Ramsés II, Ramsés III y Ramsés VI. El texto se compone de cinco partes claramente diferenciadas y una de ellas es muy interesante:

  Se conoce como ‘El Capítulo de la Vaca’ y en él se da una descripción detallada de cómo ha de ser la representación de la vaca para que pueda proteger al difunto; el color, los dioses, su situación, el texto a escribir en un sentido u otro y las barcas a representar. La vaca representa el cielo por el que navega Ra y las patas los cuatro puntos cardinales. La zona en la que residen los dioses y espíritus se encuentra en la parte trasera de la vaca.

.- Teología de los Bas y Hechizos y fórmulas mágicas. Esta última parte constituye una recopilación de divinidades y entes que son bas de otros dioses, junto con fórmulas mágicas de protección.

Los que van a sus Kas’ era una forma de designar a los muertos.


DIVULGADORES DEL MISTERIO

María José Fernandez

SUSCRIBETE a nuestra página web para recibir las últimas publicaciones:

https://www.divulgadoresdelmisterio.net/
Ivoox: http://www.ivoox.com/podcast-audioteca-divulgadores-del-misterio_sq_f1157431_1.html
https://www.facebook.com/divulgadoresdelmisterio.net

https://itun.es/i6Ld7Vm

Prueba también con

Francisco Cea Bermudez

LAS CALLES DE MADRID. FRANCISCO CEA BERMUDEZ (1779-1850)

Francisco de Paula de Cea Bermúdez y Buzo (Málaga, 28 de octubre de 1779-París, 6 …