Inicio / Artículos / DIOSAS EGIPCIAS: ISIS por María José Fernandez

DIOSAS EGIPCIAS: ISIS por María José Fernandez

DIOSAS EGIPCIAS: ISIS

Para los antiguos egipcios la mujer ocupaba un lugar importantísimo, tanto en la sociedad como entre sus deidades. La mujer no era ni la competencia ni la sirvienta del hombre lo que se debía a que las diosas eran un modelo de comportamiento para las mujeres de la época y ello les hacía vivir en toda su plenitud con total libertad.

Isis es una diosa egipcia de origen desconocido, aunque es una de las principales diosas de Egipto en la época tardía. Dado que su nombre en egipcio se escribe con el signo jeroglífico que representa el “trono” o “asiento”, es fácil pensar que la diosa Isis fuese la personificación del poder del trono, aunque hay algunos egiptólogos que opinan que esa identificación corresponde más bien a una evolución tardía, indicando algunos de ellos que en varias tribus africanas, el trono del jefe de la tribu es conocido como la madre del rey.

Isis es representada como una mujer que lleva un ajustado vestido y está coronada con el  jeroglífico “trono” . A comienzos de la XVIII Dinastía y en los períodos tardíos es representada con los cuernos y un disco solar entre ellos al modo de la diosa Hathor, por tanto atributos tomados de esta última diosa. Los atributos que normalmente porta son el sistro y el menat (también tomados de la diosa Hathor) y, en sus manos, tan sólo suele llevar el anj (ankh), el signo jeroglífico “vida”  y un bastón papiriforme.

 Se la suele representar  sentada o de pié aunque también  arrodillada con su mano reposando sobre el signo _shen_. En estas dos últimas actitudes la diosa puede ser mostrada como una plañidera a menudo con sus brazos alrededor de la figura de Osiris y en numerosas ocasiones con los brazos alados, como es habitual en los sarcófagos reales de la XVIII Dinastía.

Isis puede aparecer también en forma de escorpión en forma de ave, de cometa y como diosa madre incluso con forma de bóvido (semejante a Hathor o Apis). Igualmente puede contemplarse a la diosa en su forma de diosa árbol, dando de mamar al rey en su pecho que desciende de una de las ramas del árbol.

Se le reconoce igualmente en su forma de amuleto a través del _tyet_ o nudo de Isis, símbolo protector utilizado en la vida diaria de los antiguos egipcios y colocado entre los vendajes de las momias del Imperio Nuevo.

Isis, a medida que transcurría la Historia de Egipto, sufrió los efectos del sincretismo fundiéndose o tomando características y atributos de otras diosas; Isis quedó fundida con las diosas Astarté, Bastet, Nut, Renunet, Sotis y Hathor, esta última de gran importancia en su sincretismo dado que la diosa Isis toma de ella, como decíamos muchos de sus atributos iconográficos y de sus características mitológicas.

Isis como hermana y esposa de Osiris.

De acuerdo con la Teología Heliopolitana, Isis y Osiris son hijos de Geb y Nut. Durante el poder de Osiris ejerciendo la realeza entre los hombres, Isis llegó a ser su hermana y su esposa. El mito de Isis y Osiris puede encontrarse en el relato de Plutarco “De Isis y Osiris”. Con la muerte y desmembramiento de Osiris a manos de su enemigo Set, Isis y su hermana Neftis lloran desconsoladamente, buscando la primera los restos de su esposo fallecido, hasta que consigue reunir todas las partes de su cuerpo.

Gracias a su magia y tras reunir todos los trozos esparcidos del cuerpo de Osiris, la diosa Isis consigue revivir el miembro sexual de su esposo quedándose embarazada de él y dando a luz a un hijo, el dios Horus. Isis, a pesar de su avanzada edad sigue protegiendo y alimentando a su hijo Horus hasta que llega a ser rey de todo Egipto.

Como esposa de Osiris y madre de Horus, Isis fue también la simbólica madre del rey, quien a su vez era la encarnación del dios Horus. Este hecho queda atestiguado ya en los Textos de las Pirámides (Declaración 2089) en donde se dice cómo el rey toma la leche de los senos de su madre Isis. Además, varios reyes serán así representados en las estatus. Este título de “hijo de Isis” que aparece ya en la I Dinastía (Petrie, W.M.F. “Royal Tombs”. Vol. II) es recogido en un texto de Ramsés IV: “Soy un gobernante legítimo, no un usurpador, puesto que ocupo el lugar de mi progenitor, como hijo de Isis, ya que he aparecido como rey en el trono de Horus”.

– Isis como madre de Min.- Según un texto del “Festival de Min” recogido por Erman-Blackman en “Literature” (Estela del Louvre C30) se da a entender que el dios Min es una forma del dios Horus: “Min da órdenes junto a su padre Osiris…”, mientras que durante el Imperio Medio se denominaba a Min como “hijo de Osiris, nacido de la divina Isis.

– Isis tambien tiene el papel de plañidera, sustento y protectora del difunto.- Junto con su hermana Neftis, Isis representa el arquetipo de la imagen de las plañideras tanto en al literatura como en el arte del antiguo Egipto. (Ver las Lamentaciones de Isis y Neftis).

– Isis-Sothis.- Fusión de Isis con la diosa Sothis en su carácter cósmico. Su verdadera posición en el cielo se refleja en un texto de época Ptolemaica en el que Isis se dirige a Osiris con las siguientes palabras: “Tu imagen sagrada, Orión en el cielo, sale y se pone cada día, yo soy Sothis que la sigue, y no la abandonaré” (Mélanges Maspero, I 340:4, 11-12), identificando así también la posición de Orión en el firmamento asociada a Osiris.

– Isis como reconciliadora de Horus y Set.- En al sección IV de la Teología Menfita, Isis aparece como reconciliadora de Horus y Set (II, 28b-31b), por ello tambien tiene el papel de mediadora entre los dioses.

– Isis forma tríada con Arensnufis y Harpócrates en Dendur.

Según Plutarco, es venerada como una deidad lunar. Es equiparada con la estrella Sirio, al igual que Osiris lo es con la constelación de Orión, así se funde con la diosa Sothis, siendo en ocasiones denominada como Isis-Sothis.

La magia es uno de sus ámbitos. A través de su magia ,Osiris fue resucitado. La magia de Isis es invocada en numerosos encantamientos por quien pretendía su protección. Uno de los mitos que la caracterizan con mayor poder y habilidad es el mito del “Verdadero nombre de Ra”: en este mito, la diosa Isis creó una serpiente que mmuerde a Ra; el dios sol no es curado del veneno que la serpiente le ha inoculado  con la mordedura hasta que no revela a Isis su verdadero nombre, con lo que el poder de la  diosa será mayor que el del dios supremo, ya que conoce la esencia de su poder y su nombre secreto.

La diosa Isis también guarda una estrecha relación con el Nilo y sus crecidas; cuando el Nilo estaba en su punto más bajo, se decía que Isis y su hermana Neftis lloraban a Osiris. Sethe en su “Dramastische Texte”, pág. 107, recoge un texto de época tardía que narra: “Los egipcios dicen que Isis llora a Osiris cuando el río empieza a crecer; y cuando inunda los campos, dicen que son las lágrimas de Isis”.

Isis nace el en el cuarto día epagómeno (Epagómenos era el nombre griego de los cinco días añadidos al ciclo de 360 jornadas para completar el año solar de 365 días).

En su origen, el año egipcio contaba tan solo con 360 días.

Según la leyenda, Geb (la Tierra) y Nut (el cielo) estaban tan unidos amándose que no quedaba espacio entre ellos. Esta situación enfureció a Atum (el primer dios que cobró forma, “aquel que vino a la vida por sí mismo”, señor de Heliópolis, abuelo de Nut y Geb). Así que ordenó a su hijo Shu, dios del aire y padre de ambos nietos, que los separase.

Para ello, Shu se colocó sobre Geb sosteniendo la cabeza de Nut, de forma que no pudieran tocarse el uno al otro. Sin embargo, Nut había quedado ya embarazada.
 Atum, enfadado, le prohibió dar a luz en cualquiera de los 360 días que componían el año. Thot, dios de la sabiduría, nacido de Atum, decidió ayudar a Nut y para ello desafió a Khonsu, dios lunar que se encargaba de medir el tiempo, a una partida de senet (juego parecido al backgammon, muy popular en Egipto), pidiendo tiempo a cambio cada vez que venciese. Este dió tiempo y luz de luna por cada partida perdida, y ese es el origen de las fases lunares.
 Parece que la última vez que se festejó en honor de ISIS fue en un festival que tuvo lugar en Roma en el año 394 d.C.

En uno de los himnos del Templo de Filé, Isis es llamada ” la Señora del Cielo, de la Tierra y del Inframundo…”. En otro de los himnos se le denomina  “Isis en todas sus manifestaciones” en relación con otras muchas diosas con las que era identificada y de quienes fue tomando atributos y caracteres. Otros de sus títulos son: “La Gran Señora”, “La diosa madre”, “Señora de Ra-a-nefer”, “La reina de Mesen”, “Señora de Hebet”, “Señora de Abaton”, “Señora de los países del Sur”, “la divina, la única, la más grande de entre los dioses y diosas, la reina de todos los dioses …el Ojo de Ra, la corona de Ra-Heru, Sept, …, Señora del Año Nuevo…”. 

Templo de Filae

Menciones:  

– En Textos funerarios posteriores, de períodos tardíos, realiza una función protectora y de mantenimiento ya no sólo para con el rey fallecido sino para todas las clases sociales egipcias, desde nobles hasta plebeyos, de manera que su importancia llega a eclipsar incluso al dios Osiris, siendo venerada por prácticamente todos los egipcios, independientemente de su condición o lugar de residencia.

A diferencia de lo que ocurre con otros dioses, no hay ninguna ciudad de Egipto en la que la diosa Isis parezca tener su origen, al igual que no parece que haya ninguna ciudad egipcia que sea su lugar de enterramiento. Normalmente fue incorporada a los templos dedicados a otras deidades con quien Isis estaba asociada, aunque hay alguna excepción como la capilla de Isis de Guiza, construida en la XXI Dinastía.

El primer templo de importancia dedicado a esta diosa fue el Iseion, en Bebeith el-Hagar en el Delta oriental, fue construido durante el reinado de Nectanebo II (XXX Dinastía), finalizado durante el reinado de Ptolomeo III. Además de aquél se construyeron otros templos y capillas de culto a la diosa en Dendera o el de la Isla de Filé.

Templo de Dendera

Hay otro templo de Isis en Byblos, en donde esta diosa fue equiparada con Astarté. Igualmente fue venerada en lugares tan dispares como Iraq o incluso Inglaterra, Atenas y otras ciudades romanas y griegas hasta la entrada del cristianismo en Egipto.

María José Fernandez

DIVULGADORES DEL MISTERIO

SUSCRIBETE a nuestra página web para recibir las últimas publicaciones:

https://www.divulgadoresdelmisterio.net/
Ivoox: http://www.ivoox.com/podcast-audioteca-divulgadores-del-misterio_sq_f1157431_1.html
https://www.facebook.com/divulgadoresdelmisterio.net

Prueba también con

Francisco Cea Bermudez

LAS CALLES DE MADRID. FRANCISCO CEA BERMUDEZ (1779-1850)

Francisco de Paula de Cea Bermúdez y Buzo (Málaga, 28 de octubre de 1779-París, 6 …