batalla-de-filipos

Prueba también con

La huella y el reconocimiento facial conquistaron nuestros móviles: ahora (ya era hora) van a por nuestros portátiles

Qué bien se vive sin tener que estar metiendo (tanto) el PIN o el patrón …