Inicio / Artículos / DIOSAS EGIPCIAS: OCHO DIVINIDADES PROPICIAS A LOS NACIMIENTOS Y A LA MUERTE

DIOSAS EGIPCIAS: OCHO DIVINIDADES PROPICIAS A LOS NACIMIENTOS Y A LA MUERTE

Mitología Egipcia: Diosas propicias a nacimientos y a la muerte por María José Fernandez

La mitología egipcia otorga una gran relevancia a las diosas, atribuyéndoles poderes y virtudes que influyeron en gran medida en el devenir de los antiguos egipcios. Es difícil ordenar las diosas de Egipto y las divinidades en general en categorías precisas, debido tanto a su complejidad como al extenso periodo de la cronología egipcia. Solían estar representadas por cuerpo de mujer y cabeza de animal, con el cual se significaban sus atributos o sus poderes.

IPET

IPET

Ipet: Diosa egipcia, diosa popular de los nacimientos que simboliza la maternidad y la lactancia. Era representada como una hembra de hipopótamo  de pechos colgantes levantada sobre las patas posteriores y teniendo ante ella el símbolo jeroglífico de la protección, sa, representando una estera de papiros enrollados.

Cuando en vez de diosa protectora se convertía en diosa vengadora , sobre el cuerpo de hipopótamo tenia una cabeza de leona y en la pata un puñal amenazador.

Fue adorada especialmente en Tebas y, durante el Nuevo Imperio, gozó de gran popularidad entre la clase media, que gustaba dar su nombre a su descendencia y tener en sus casas la imagen de la diosa.

AMENTET

AMENTET

Era una bella mujer representada con ropas faraónicas, y portando el símbolo de occidente en la cabeza. Casi siempre lleva un cetro y el símbolo del Anj o llave de la vida en la mano.

Era la diosa egipcia de la muerte y patrona de las Puertas del Inframundo.

Tambien llamada Imentet, Amentit o Imentit significando su nombre “La del Oeste”, y la encontramos en pasajes e himnos del Libro Egipcio de los Muertos y fue adorada en la parte occidental del Delta del Nilo, así como en Memphis, Abydos, Luxor y Karnac.

Amentet fue la consorte de Akem, el barquero de los muertos del inframundo, y su labor estaba centrada en dar la bienvenida al recién fallecido y ofrecerle pan y agua ayudando así a que el alma pueda revitalizarse y renacer superando las pruebas en su camino al Paraíso.

Esta diosa tambien es reconocida como “La tierra del Oeste” lugar donde descansan tanto los vivos como los muertos, en donde el Sol se pone cada día en el horizonte, aunque a su vez tambien fue considerada una deidad de la fertilidad, por dar la bienvenida al difunto ayudando a su nueva morada en el inframundo

En Egipto todos los cementerios están emplazados en el Oeste, con el fin de que Amentet proteja su alma.

Tambien su imagen se grababa en los sarcófacos y paredes funerarias, y en estas representaciones se la ve portando alas o representada como un comenta por su asociación con Isis y Nepthys

Al ser una diosa de los muertos los antiguos egipcios consideraban que Amentet vivía en un árbol al borde del desierto vislumbrando las puertas del infierno

Se la ha relacionado con Athor, Isis, Neith, Mut, Neptys y Máat

HEKET

HEKET

Heket, o Heqet, diosa benéfica, símbolo de vida y fertilidad que preside los nacimientos y como comadrona ayudaba en el parto, según la mitología egipcia. Otras grafías de su nombre son: Heqat, Hekit, y más raramente Hegit, o Heget.

Generalmente, Heket fue representada como una rana, o una mujer con cabeza de rana.

Heket es una de las deidades benéficas del Antiguo Egipto, cuyo culto se data, por lo menos, en las primeras dinastías. Es mencionada en los Textos de las Pirámides.

Cada mañana asistía al nacimiento del Sol, por lo que fue considerada una de las diosas de las embarazadas, llamada “La que hace respirar”, pues daba el soplo de vida al recién nacido, colocándole el anj ante la nariz.

Por ayudar en la resurrección de Osiris, también se la consideraba ayudante de los difuntos en su renacimiento.

Fue considerada hija de Ra y la esposa de Shu engendrando a Nut y Geb. También era la compañera de Jnum en Antinoópolis, aunque en la región de Kom Ombo es la mujer de Sobek-Ra.

Fue identificada con Nut y Hathor; también se la identificó con Isis en Hibiu, para convertirse en un aspecto de ella.

Además de ser llamada “La que hace respirar”, recibió el epíteto de “Señora del doble país” en Abidos.

Fue venerada en Hermópolis MagnaAbidosAntinoópolisApolinópolis Parva y Kush. También fue adorada en los mammisi de los templos.

MESKHENET

MESKHENET

Mesjenet, en la mitología egipcia, era la diosa relacionada con la maternidad, protectora en el parto y la infancia; también era quien había trazado los cimientos del universo.

Mujer con dos vegetales largos curvados, o ladrillo con cabeza humana; también como vaca con el uraeus. Su símbolo era un útero de novilla.

Era la esposa de Herishef.

Diseñó los cimientos del universo y la colina primordial sobre la que se construyó el mundo; también los cimientos de los edificios sagrados.

Era patrona de las madres, pues creaba el Ka del niño en el vientre de ellas, determinando su destino. En la Sala de las Dos Verdades acompañaba al difunto, narrando su vida ante los dioses, en el Juicio de Osiris.

Fue venerada principalmente en Menfis y Heracleópolis Magna, en la forma de Isis.

TEFNUT

TEFNUT

Tefnut, la tambien llamada señora de la llama.

Cuenta la mitología que Tefnut fue concebida gracias a la saliva de su padre, el dios Atum, al igual que su esposo Shu. De ahí su nombre: “La que ha sido escupida”, aunque también era conocida como “Señora de la llama”. Era la madre de Geb y Nut. Al igual que Bastet o Sekhmet, Tefnut también era representada como una leona o una mujer con cabeza de leona y el disco solar. En algunas ocasiones aparece formando tríada junto a su esposo Shu y al dios Ra. Tefnut y Shu representan lo masculino y lo femenino en el orden cósmico como principio de acción y creación.

MUT

MUT

Mut, la tambien llamada la diosa buitre

Mut, cuyo significado es “La madre”, es una de las principales diosas de la mitología egipcia. También era conocida como la diosa buitre, ya que esta era su representación jeroglífica. Se suele representar como una mujer o con cuerpo de mujer y cabeza de leona.

En su condición de diosa madre, lleva sobre la cabeza la corona del Alto y del Bajo Egipto. Mut es la esposa del dios Amón y madre de Jonsu, formando tríada en Tebas.

Aunque se identificó con varias diosas como Sekhmet y Bastet, apareciendo con el aspecto de leona, su aspecto maternal la aleja del carácter guerrero simbolizado por ambas diosas.

Su principal centro de culto está ubicado en Karnak, junto al templo de Amón, aunque también fue adorada en otros lugares de Egipto, como en Tanis, Sais, Herópolis y Selebi.

NEPTIS

NEPTIS

Neftis, tambien llamada la diosa de la oscuridad por ello representa la oscuridad y todo lo que se refiere a ella; lo invisible, la noche y la muerte en cuanto al tránsito hacia la otra vida. Podría considerarse lo opuesto a Isis, aunque ambas actúan unidas en todo lo que atañe al bienestar del difunto, a quien asisten en su paso hacia el Más Allá. Su nombre significa “Señora de la Casa”, haciendo referencia al lugar del cielo donde vive Horus. Protectora de Osiris, ayudó a Isis a embalsamar al dios muerto y, en general, se la reconoce por sus actos benéficos. También se le atribuían poderes mágicos, por lo que sería llamada “Poderosa en palabras”. Se creía que su morada estaba ubicada en tierras hostiles, como el desierto, donde guiaba a los viajeros.

De su relación con su hermano Osiris tuvo a Anubis. Neftis era hija de Nut y Geb, hermana de Isis y Osiris y hermana y esposa de Seth.

SERKET

SELKET

Selket, la tambien llamada la diosa de la magia es conocida como “La que hace respirar las gargantas” o la que “facilita la respiración del recién nacido”, Selket también era la diosa protectora de los cuerpos momificados –mito de Osiris–. De ahí que también recibiera el epíteto de la diosa que “posibilita la respiración del difunto”. Sus funciones eran variadas, entre las que destacaba el hecho de ser patrona de brujos y curanderos, sobre todo en lo que respecta a sanar las mordeduras venenosas, razón por la que solía representarse con un escorpión en la cabeza. Se la invocaba para la protección de todo tipo de enfermedades, catástrofes y enemigos diversos. También era considerada como diosa del matrimonio, asociada al parto, a la lactancia y a la enfermería en general.

El muerto no podía empezar su nueva existencia después de la muerte sin el alma. Era necesario que ésta emprendiera el mismo viaje: es éste el sentido del pesaje del corazón en el juicio del difunto.

El desarrollo de todo el proceso está descrito en el capítulo 125 del Libro de los Muertos. El alma llega a la “sala de las dos Maat” en la que se encuentra el tribunal de Osiris. Anubis acude a recibir al muerto y le conduce de la mano al interior de la sala (esta escena es muy frecuente en la pintura funeraria egipcia). En el centro de la sala se encuentra la balanza de la justicia. Osiris preside el tribunal de los cuarenta y dos dioses y está sentado en su trono cubierto por un dosel, con Isis y Neftis a su lado. Tot permanece cerca de la balanza dispuesto a anotar en su tablilla el resultado del juicio. Anubis se sitúa junto al fiel de la balanza para llevar a cabo la operación. En ese momento empieza la confesión: si el corazón del difunto miente o si se revela cargado de pecados, la balanza se desnivela y el corazón es devorado por el monstruo Ammit; si la balanza se mantiene en equilibrio, el difunto es declarado “justo de voz” y Osiris le abre las puertas de su reino. El alma se une al cuerpo y los dos renacen en el más allá.

La confesión se realiza en dos fases: primero se dirige al tribunal en general y después a las cuarenta y dos divinidades o jueces que asisten a Osiris (cada una de estas divinidades está asociada a una ciudad).

La escena ante el tribunal de Osiris tal y como la hemos descrito no es anterior al Reino Nuevo. Sin embargo, la noción misma de un tribunal soteriológico encargado de evaluar las acciones – buenas o malas – cometidas por una persona a lo largo de su vida se remonta, en realidad, al Reino Medio; los Textos de los Sarcófagos y las inscripciones en las tumbas de este periodo ya mencionan la existencia de un tribunal. Según estas inscripciones, los jueces no se reúnen a menos que un tercero (que actúa como demandante) acuse al difunto; sólo los hombres que han llevado una vida justa pueden escapar de la condena. La única manera de conseguirlo es, pues, ser “justo y fiel” durante la existencia terrenal, no crearse enemigos y vivir respetando las reglas morales. Algunas inscripciones funerarias incluyen biografías idealizadas que evocan tales normas de conducta. Esta idea de justificación moral seguramente tiene su origen en el interrogatorio iniciático al que era sometido el rey antes de subir a la barca en la que realizaba su viaje al más allá.

En el Reino Nuevo los jueces y la forma del tribunal experimentaron un cambio fundamental: el difunto ya no era juzgado como consecuencia de una acusación particular sino que todo el mundo debía responder ante el tribunal de su conducta en vida. Ahora el tribunal era presidido por el mismo Osiris. Sólo las personas que obtenían la gracia de los jueces podían proseguir su existencia en el más allá. El juicio tomó así un carácter rutinario, en el sentido de que era suficiente afirmar lo que uno no había cometido, es decir, bastaba con declarar no haber hecho una serie de faltas juzgadas indignas. Esta “confesión negativa” suministra información sobre el código moral de los antiguos egipcios.

Puesto que todo el mundo debía pasar por ese tribunal, la tumba solía decorarse con la escena del pesaje del corazón, o bien se colocaban papiros con el capítulo 125 del Libro de los Muertos. Además se grababa sobre el escarabeo del corazón una fórmula relativa al paso por ese tribunal. Esta fórmula (30B del Libro de los Muertos) es una invocación para que el corazón no hable mal de su propietario. En definitiva, bastaba con poner por escrito esta invocación para que el difunto fuera absuelto y pudiera entrar en el reino de Osiris.

DIVULGADORES DEL MISTERIO

María José Fernandez

Siguenos en:

https://www.divulgadoresdelmisterio.net/
Ivoox: http://www.ivoox.com/podcast-audioteca-divulgadores-del-misterio_sq_f1157431_1.html
https://www.facebook.com/divulgadoresdelmisterio.net FacebookTwitterLinkedInTelegramCompartir

Prueba también con

Guía para interpretar los gráficos que se están publicando sobre el coronavirus

La epidemia del coronavirus ha paralizado muchas cosas, pero lo que está claro es que …