Inicio / Artículos / De central térmica a reclamo turístico: la lúgubre y asombrosa perspectiva desde los interiores de una central térmica abandonada

De central térmica a reclamo turístico: la lúgubre y asombrosa perspectiva desde los interiores de una central térmica abandonada

Tras el éxito de la serie ‘Chernobyl’, la sala de control del reactor 4 de la archiconocida central nuclear abrió sus puertas para convertirse en atracción turística. Más allá del extraño morbo que eso parece darnos (y de lo cuestionable de querer realizar una visita así), este tipo de estructuras nos suele crear bastante curiosidad y hay una central eléctrica abandonada cuya visita es espectacular algo menos arriesgada.

Eso sí, se trata de una central que cerró sus puertas hace más de diez años y tampoco es un parte de atracciones. Sus puertas se cerraron y se planificó su demolición, aunque esto no frenó a algunos intrépidos turistas que nos han regalado vistas impactantes.

Más de 50 años dando suministro eléctrico, pero no era eco-friendly

Se trata de la Power Plant IM, una central térmica que fue construida en 1921, siendo una de las centrales eléctricas más grandes de Bélgica en el momento (ahora en esto gana China, tampoco es algo muy sorprendente). Se sitúa en un barrio llamado Monceau-sur-Sambre, en la ciudad de Charleroi en dicho país.

Fue operada por Electrabel, pudiendo generar electricidad y gas natural a 6 millones de personas. En estas centrales se obtiene energía mediante el calentamiento de grandes cantidades de agua, de modo que el vapor se usa para mover unas turbinas generando energía mecánica que se transforma en eléctrica, y en este caso se usaba el viento que entraba por la gran torre de refrigeración para enfriar el agua, con un máximo de más de 1,8 millones de litros de agua enfriados por minuto.

Power Plant Im 08

La Power Plant IM, ya cerrada y con signos de abandono (imagen: Atlas Obscura)

Hacia 1970 se le añadió la posibilidad de que además de carbón esta central pudiese recurrir a gas. Pero su desempeño tenía una consecuencia negativa pese a dar energía a tantos hogares: era responsable de en torno al 10% de las emisiones de dióxido de carbono en Bélgica. El grupo ecologista Greenpeace protestó en 2006 y la central fue cerrada un año más tarde, convirtiéndose en carne para los saqueos de metal y, posteriormente, los curiosos.

Renacer para ser un punto de turismo

Así, la Power Plant IM quedó cerrada y abandonada, aunque eso no significó que fuese inaccesible. Pese a no ser un espacio público ni mucho menos, gente como HughieDW se las apañó para acceder y nos han regalado estampas bastante impresionantes.

Power Plant Im Hughiedw Interiores

Imagen: HughieDW/a>Imagen:HughieDW/a>

En Atlas Obscura incluso fueron haciendo un seguimiento, actualizando según cómo se encontraban los accesos. En abril de 2017 estaba todo totalmente abierto (el gasómetro, la torre, etc.) pese a estar planificada su demolición, si bien un mes más tarde se sellaron las entradas.

Power Plant Im 07

Imagen: Atlas Obscura

Power Plant Im 02

Imagen: Atlas Obscura

Power Plant Im 05

Imagen: Atlas Obscura

Hay incluso un perfil de Facebook de la central, en el que su administrador ha ido subiendo fotos y asegurando según se lee en algunos comentarios de agosto del año pasado que pese a haber seguridad según algunas informaciones, ellos habían podido acceder.

Power Plant Im 03

Imagen: Atlas Obscura

Power Plant Im 04

Imagen: Atlas Obscura

Power Plant Im 06

Imagen: Atlas Obscura

Power Plant Im Jonas Ginter Control Room

Imagen: Jonas Ginter

Si tenéis curiosidad, podéis verla con los ojos de Google en las coordenadas 50.394759, 4.381457. Al menos hasta que lleven a cabo el derribo, si es que finalmente ocurre.

Power Plant Im Google

Imagen | Sarah Van Sighem

FUENTE

https://www.xataka.com/otros/central-termica-a-reclamo-turistico-lugubre-asombrosa-perspectiva-interiores-central-termica-abandonada

Prueba también con

Con la gripe A, tardamos casi tres años en conocer su impacto real: por qué es tan difícil obtener datos en mitad de una epidemia

La sensación de no saber realmente lo que está pasando es algo que lleva días …