Inicio / Artículos / LAS SIRENAS EN MITOLOGIA por María José Fernandez

LAS SIRENAS EN MITOLOGIA por María José Fernandez

Las sirenas en Mitología

Las sirenas son seres míticos son una representación de una mujer hermosa pero que en lugar de piernas tiene cola de pez, con cabelleras largas y de colores similares a la de los peces. La mayoría tienen rostros hermosos y bien definidos (aunque hay variantes de sirenas), tienen voces melodiosas, son encantadoras y coquetas, les agrada la música y se dice que su instrumento favorito es el arpa pues sus sonidos armonizan con sus voces. Su “estatura” es semejante a la de los humanos. 

 Las sirenas se alimentan de todo tipo de algas, de peces pequeños, se ha llegado a comentar que llegan a tener una vida no mayor a los 150 años, (aunque esto no esta confirmado). También se dice que tienen vida eterna ya que nunca se ha encontrado ningún cuerpo o esqueleto en forma de sirena real.

Estos seres marinos pueden respirar bajo el agua durante muchas horas y hasta días por las escamas que tienen en sus colas.

Generalmente se ha llegado a asociar a las sirenas con la pérdida de muchos marineros ya que con su canto suelen atraer e hipnotizar y además hacen uso de sus bellezas inigualables para después devorarlos.

Una de las sirenas del estanque de El Retiro en Madrid

TIPOS DE SIRENAS

TRITONES

Es un hombre que al igual que las sirenas tiene cola de pez pero este es su version masculina, sus padres son POSEIDON Y ANFITRITE y se caracteriza por llevar consigo un tridente o un caracol, que es con el que genera las olas del mar y con el tritón controla a los peces y seres marinos.

Triton en Las Palmas de Gran Canaria


LAMIAS

Este tipo de seres son relacionados con los vampiros, Hay un tipo de lamia, representada con cuerpo de mujer y cola de pez, Suelen encontrarse cerca de rios o fuentes donde suelen peinar por horas sus largas cabelleras con sus peines de oro y segun se dice son magicos, generalmente este tipo de sirena es amable con los humanos pero la forma en que podrian transformar su amabilidad en ira es robandoles sus preciados peines o peinetas que usan en su cabello.

Lamia Xixili vigilando el puerto de Bermeo

Se dice que las lamias sirenas se pueden enamorar de los hombres humanos pero que no pueden casarse con ellos ya que se les esta prohibido pisar tierra.

NEREIDAS 
Son grupos de entre 30 y 100 mujeres hermosas, amables y con cuerpos esculturales y si tienen piernas, pero al igual que las sirenas viven y respiran bajo el agua, les gusta oir musica y tocar instrumentos como la citara, el arpa y los caracoles, suelen salir a la superficie solo de vez en cuando para jugar con las olas, y danzar entre ellas.
Son hijas de Nero y Doris, y a estas bellezas les gusta nadar entre delfines, En sus largas cabelleras llevan perlas y pequeñas conchas, que utilizan para adornarlas.

Fuente Las Nereidas en Buenos Aires

OCEANIDAS Y OCEANIDES

Son hijas del Oceano y de Tetis muy similares a las Nereidas aunque algunas son representadas con piernas y otras con cola de pez, cada una de ellas esta asociada a un rio o lago, Los oceanides estan representados por hombres ancianos de largas barbas y se dice que son los protectores de los rios, Segun la Teoria de Hesiodo son 3000, pero el solo ha llegado a mencionar 41 que se supone son las mas antiguas de todo el oceano, Se dice que en algunos lugares antes de cruzar un rio se les pide ayuda a las ocenidas y a los oceanides para que el rio no te lleve cuando hay corrientes fuertes y que te protegan.

 NAYADES Y ONDINAS

Al igual que las Nereidas y las Oceanidas son mujeres con hermosas bellezas y estas tambien tienen piernas, se dice que representan las lagunas fuentes y cascadas, aunque las ondinas estan un poco mas representadas por las hadas ya que se relaciona a su nacimiento, son protegidas por las hadas del agua.

A diferencia de las ondinas que tienen que ver mas con las Hadas las Nayades son humanas pero tienen una vida muy larga pues pueden llegar a vivir hasta 170 años, se dice que las nayades solo pueden seguir viviendo mientras su fuente de agua no se seque y si se llega a quedar sin agua la nayade morira, pero como tienen que cuidar su fuente de vida si alguien se atreviera a bañarse o robar sus aguas las nayades no seran generosas y lo considerar una seria ofensa a su persona por lo que el ofensor será seriamente castigado, generalmente con la muerte.

Cuadro titulado Ondina de John Williams Watherhouse

 SELKIES

Este tipo de seres son focas que tienen el poder de deshacerse de sus cuerpos y pieles de foca para despues convertirse en humanos ya sea en su forma femenina o masculina, pero de belleza extraordinaria, Cuando se transforman ocultan su piel de foca cerca del mar al lado de alguna roca para que ningun humano la encuentre, ya que si un humano llega a encontrarla este puede pedirle al selkie que se convierta en su esposo o esposa y en ese caso la pareja del selkie debe de esconder muy bien la piel ya que si el selkie la llegara a encontrar tendra que abandonar a su familia que esta en el mundo humano y regresar a las profundidades del oceano y no le es permitido volver a transformarse en humano.

Las sirenas, dentro de la tradición griega eran genios marinos, mitad mujeres y mitad aves aunque su ascendencia no está clara. Según las versiones más comunes del mito, son hijas de Melpómene (musa de la tragedia) y de Aqueloo (dios del río homónimo y primogénito de los dioses-ríos). Pero otras versiones las hacen hijas de Aqueloo y Estérope, o Terpsícore (musa de la poesía y la danza) o también del dios Forcis. Según la versión de Libanio, nacieron de la sangre de Aqueloo, que fue derramada por Heracles (Hércules).

Las dos sirenas en el estanque de El Retiro en Madrid

La primera mención que se conoce de las Sirenas es en La Odisea, cuando Odiseo se enfrenta a su canto en el mar. Aquí aparecen sólo dos, pero otras tradiciones hablan de tres: Pisínoe (Parténope), Agláope (Leucosia), y Telxiepia (Ligia) o incluso de cuatro: Teles, Redne, Molpe, y Telxíope.

De las sirenas se sabe que su especialidad era la música. Se cree que una tocaba la lira, otra cantaba y la otra tocaba la flauta.

Para el poeta y mitógrafo Ovidio, las sirenas no siempre tuvieron esa forma, sino que en un principio eran mujeres muy hermosas compañeras de Perséfone (diosa del mundo subterráneo y compañera de Hades), antes de que fuera raptada por Hades. Cuando sucedió el secuestro, ellas le pidieron a los dioses que les dieran alas para poder ir en busca de su amiga. Otra versión dice que su transformación fue un castigo de Démeter por no defender a su hija de Hades e impedir el secuestro. También se dice que Afrodita les quitó su belleza, porque despreciaban las artes del amor.

Hay una leyenda que cuenta que después de la metamorfosis, rivalizaron con las musas, y éstas muy ofendidas, las desplumaron y se coronaron con sus despojos.

De acuerdo con el mito más difundido, vivían en una isla del Mediterráneo que tradicionalmente se ubicaba frente a la costa italiana meridional, más específicamente frente a la Isla de Sorrento y con la música que tocaban atraían a los marinos, que aturdidos por el sonido, perdían el control del barco que se estrellaba contra los arrecifes. Entonces las Sirenas devoraban a los imprudentes navegantes.

Varios héroes pasaron por su isla incólumes, gracias a ardides o a la ayuda de algún dios. En el caso de los Argonautas, se cuenta que pasaron muy cerca de la isla de las sirenas, pero que Orfeo, que tenía fama de cantar maravillosamente (héroe griego) hizo uso de su talento con tanta armonía y tan melodiosamente, que no las escucharon por lo que se salvaron de su terrible destino. Butes (uno de los argonautas) no pudo soportar la tentación y se lanzó al mar, pero Afrodita lo rescató.

De igual manera, Odiseo (Ulises), fecundo en ardides, cuando se iban acercando a la isla temida, por consejo de Circe, ordenó a sus hombres que se taparan los oídos con cera, y él que no podía con la curiosidad de escucharlas, se hizo amarrar al mástil, con orden de que pasara lo que pasara, no lo desataran. Al escuchar los cantos de las sirenas quiso soltarse pero sus compañeros no se lo permitieron. Cuenta la leyenda, que las sirenas devastadas por su fracaso, se lanzaron al mar y murieron ahogadas.

Posteriormente, las sirenas pasaron a ser consideradas divinidades del más allá, y se suponía que cantaban para los bienaventurados en las Islas Afortunadas. Fue así como pasaron a representar las armonías celestiales y es así como las dibujan en los ataúdes y sarcófagos.

De acuerdo a la mitología griega Las Sirenas eran criaturas difusas debido al trasfondo de su origen ligado al mundo de los muertos.

Según una tradición que aparece por primera vez en las Argonáuticas de Apolodoro se decía habían sido en algún momento sirvientas o compañeras de la joven Perséfone aunque Ovidio afirma que originariamente eran humanas pero que, cuando buscaban a Perséfone tras su rapto, pidieron estar dotadas de alas para poder tambien extender su rastreo por los mares.

Higinio cuenta que se trató de un castigo impuesto por Deméter por no haber ido en ayuda de Perséfone y otra historia dice que eran transformadas por Afrodita por haberse mofado de los placeres del amor.

El poeta Licofrón es el primero que recoge que estaban condenadas a arrojarse al mar si alguien conseguía sobrevivir tras oír su canto, tal como hizo Odiseo (Ulises). Mientras que algunas tradiciones de la Magna Grecia afirman que sus cuerpos fueron empujados por la marea a diversas partes del litoral desde Nápoles hacia el sur. La sirena Parténope, supuestamente aparecida en la costa de Nápoles tuvo un culto muy interesante allí, así como un festival anual en el que se la veneraba con carreras de antorchas.

Recordemos la historia que ya contamos cuando Hera las convence para que tomen parte en un certamen de canto con Las Musas que celebraron su victoria arrancando las plumas de las Sirenas y haciéndose coronas con ellas.

En su camino Odiseo (Ulises) tiene que pasar primero junto a las Sirenas, demonios femeninos que cantan de manera tan hechizante que los marineros que van por ahí son atraídos a su isla, donde aparentemente se consumen porque no pueden volver su atención a nada que no sea su dulce canto. Homero las describe sentadas en una pradera rodeadas de los restos de los cuerpos de sus víctimas. Odiseo ordena a sus hombres que se tapen los oídos con cera y él mismo se ata al mástil, dando órdenes estrictas de ser amarrado lo más fuerte posible para no soltarse y así disfrutar de las canción y vivir para contarlo.

Tradicionalmente la Isla de las Sirenas se sitúa frente a la costa de la Italia meridional, sin duda frente a la isla de Sorrento.

Fueron consideradas divinidades del mas allá que cantaban para los bienaventurados en las Islas Afortunadas. Pasaron a representar las armonías celestiales y como tales aparecen a menudo en los sarcófagos.

Y de su verdadera forma nada sabemos aunque hoy en día las imaginamos ninfas con cuerpo maravilloso de mujer hasta la cintura y cola muy larga de pez con escamas.

María José Fernandez

Bibliografía: El gran libro de la mitología griega de Robin Hard y Varios blogs

DIVULGADORES DEL MISTERIO

SUSCRIBETE a nuestra página web para recibir las últimas publicaciones:

https://www.divulgadoresdelmisterio.net/
Ivoox: http://www.ivoox.com/podcast-audioteca-divulgadores-del-misterio_sq_f1157431_1.html
https://www.facebook.com/divulgadoresdelmisterio.net

https://itun.es/i6Ld7Vm

Prueba también con

Guía para interpretar los gráficos que se están publicando sobre el coronavirus

La epidemia del coronavirus ha paralizado muchas cosas, pero lo que está claro es que …