martes , octubre 22 2019
Inicio / Artículos / Nave espacial de la NASA logra acercarse a solo 600 metros del asteroide Bennu

Nave espacial de la NASA logra acercarse a solo 600 metros del asteroide Bennu

La nave espacial OSIRIS-REx de la NASA, que actualmente se encuentra en posición alrededor del diminuto asteroide 101955 Bennu, ha transmitido su captura más cercana a la superficie del asteroide.

La NASA ya ha publicado fotos de OSIRIS-REx tomadas con la cámara de navegación NavCam 1 el 17 de enero de 2019 desde una distancia de aproximadamente 1.6 kilómetros sobre su superficie. Ahora, según The Verge, la NASA ha publicado una foto tomada el 13 de junio desde una órbita circular de solo 690 metros sobre Bennu, que se describe como la más cercana que una nave espacial ha orbitado un cuerpo en el Sistema Solar.

Esta es la imagen al completo:

Según el comunicado:

Esta imagen del asteroide Bennu fue capturada el 13 de junio de 2019, poco después de que la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA ejecutara su segunda maniobra de inserción orbital. Desde el punto de vista de la nave espacial en órbita, la mitad de Bennu está iluminada por el sol y la mitad está en la sombra. La roca más grande de Bennu también puede verse sobresalir del hemisferio sur. La imagen fue tomada desde una distancia de 690 metros por encima de la superficie del asteroide por NavCam 1, una de las tres cámaras de navegación que conforman la suite TAGCAMS (el sistema de cámara Touch-and-Go) del vehículo espacial. A esta distancia, los detalles tan pequeños como 0.5 metros de ancho se pueden resolver en el centro de la imagen.

OSIRIS-REx se lanzó en 2016 y llegó a Bennu en diciembre de 2018. Lleva cinco instrumentos de toma de datos y está destinado a llevar a cabo la primera misión de la NASA con muestras de un asteroide.

OSIRIS-REx ya había hecho historia: Bennu tiene alrededor de 520 metros de diámetro, lo que lo convierte en el objeto más pequeño jamás orbitado por una nave espacial. A principios de este año, los científicos de la NASA determinaron que la superficie de Bennu está arrojando material, y más irregular de lo que se pensaba, lo que dificultará aún más el intento de recolección de muestras.

Según los científicos de la misión, la nave continuará en su órbita actual hasta mediados de agosto, durante el cual utilizará instrumentos como el altímetro láser OSIRIS-REx (OLA) para crear un mapa de terreno completo, PolyCam para “formar un mosaico de imagen global en alta resolución” y el espectrómetro de emisión térmica OSIRIS-REx (OTES) y el espectrómetro de imágenes de rayos X REgolith (REXIS) para “producir mapas globales en las bandas de infrarrojos y rayos X”. Esto es necesario para seleccionar el mejor sitio de aterrizaje para minimizar las posibilidades de que algo salga mal.

Después de eso, OSIRIS-REx ascenderá a una órbita más alta de alrededor de 1.3 km. La recolección de muestras utilizando un instrumento llamado TAGSAM está programada para el verano de 2020, mientras que el regreso a la Tierra está programado para 2023.

La misión similar de Japón, Hayabusa2, recolectó con éxito muestras del asteroide Ryugu usando una bala de tantalio en febrero de 2019, y luego hizo un agujero en el mismo usando un dispositivo explosivo para otra prueba de muestra. Sin embargo, esa segunda carrera aún no se ha realizado y tiene un calendario limitado antes de que Ryugu se acerque demasiado al Sol y que la misión no sea viable. [NASA/Goddard/University of Arizona/Lockheed Martin]

Prueba también con

Poco a poco, la religión también está cayendo en los países musulmanes. Sobre todo entre los jóvenes

La brecha entre Oriente y Occidente es uno de los elementos que mejor explica la creciente ...