martes , septiembre 17 2019
Inicio / Artículos / El primer mapa de las rutas del correo en España

El primer mapa de las rutas del correo en España

El 8 de marzo de 1790 Juan Ignacio de Odria, natural de Azpeitia (Guipúzcoa) y residente en Cádiz, escribió una carta a doña María Jesús de Hoa para pedir en matrimonio a su hija, Juana de Aizpurúa, ambas vecinas de Pasajes. «Muy señora mía», le decía, «paso a participarla cómo las bellas cualidades de su hija Doña Juana me tienen sumamente rendido» y «para enlazar el vínculo del santo matrimonio con la dicha su hija, merecería mucho el favor de v.m., el que me aprobara mi pretensión, cuando no digna por mis méritos, acreedora por mi justa pasión». La misiva, que este enamorado firmó en Caño del Trocadero, recorrió de sur a norte la Península, pasando por un rosario de casas de postas hasta llegar a su destino.

Se desconoce el tiempo que tardó en ser leída en el País Vasco esta petición de matrimonio, que recogió Jesús Mª Usunáriz en su estudio sobre « Cartas de amor en la España del Siglo de Oro». En el siglo XVIII, las cartas eran llevadas a caballo o en carruaje. Existían rutas concretas, con lugares fijos de relevos donde se intercambiaban los caballos y los jinetes y los viajeros aprovechaban para descansar. Algunas de estas rutas databan de la época romana, cuando comenzaron a construirse las calzadas y las estaciones de servicio postal denominadas ‘statio’. Durante siglos fueron frecuentadas exclusivamente por el Correo Real, pero a partir del XV se comenzaron a repartir también las cartas del gran público. En el siglo de la Ilustración, este proceso se impulsó y de la mano de este nuevo empuje se cartografiaron las rutas postales para facilitar la tarea.

El primer mapa de postas de España lo realizó el cartógrafo francés Alexis-Hubert Jaillot (1632-1712) y se publicó en París en 1721, unos años después de su muerte. Se tituló «Mapa de Alexis-Hubert Jaillot. L’ Espagne divisée en tous les Royaumes ses Principantés, Où sont exactement Recueillies et Observées toutes les Routes de Postes d’ Espagne, sur les Memoires des Courriers Majors de Madrid». Un ejemplar acaba de ser adquirido por la Biblioteca Nacional de España (BNE) ( aquí el mapa, en detalle).

«El interés de la obra radica en ser el primer mapa de postas de la Península Ibérica realizado por un importante cartógrafo francés en un momento en el que España dependía de la cartografía que se hacía en Francia», explica Carmen García Calatayud, jefa del servicio de Cartografía de la BNE. Jaillot trabajó al servicio del rey Luis XIV y colaboró con otros cartógrafos y editores franceses como Nicolas Sanson con los que produjo un considerable número de mapas.

La cornucopia con el título del mapa coronado por el escudo de Borbón
La cornucopia con el título del mapa coronado por el escudo de Borbón – BNE

Aquel primer mapa postal de España fue un encargo del marqués de Grimaldo, Primer Secretario del Despacho de Estado en el reinado de Felipe V. De ahí que en la parte inferior derecha, en una decorativa cartela en cornucopia barroca, el título del mapa esté coronado por un escudo de la Casa de Borbón. Dos heraldos con trompetas flanquean la cornucopia y en su base, dos postillones llevan de la brida a sendos caballos.

García Calatayud subraya que su publicación «coincide en el tiempo con la recuperación por la Corona del servicio de correos al abrigo de la reforma general de la Administración emprendida por el nuevo Estado borbónico».

La obra, continúa la jefa del servicio de Cartografía del BNE, «refleja el origen del Correo concebido como un Servicio público» porque «es realmente en el siglo XVIII cuando el correo se empieza a organizar de forma directa por el Estado y como servicio público con periodicidad regular».

Rutas en rojo

El mapa, grabado y coloreado de época, muestra la Península Ibérica y la zona norte de Marruecos con sus principales accidentes geográficos. Los trazados aún mantienen sus colores originales, con gruesas marcas de color rojo que señalan las rutas que unían las diferentes casas de postas del territorio y que servían de guía a los repartidores.

Detalle del mapa
Detalle del mapaBNE

Desde Madrid partían los itinerarios de postas en forma radial: el itinerario de Levante, el del Nordeste, el del Norte, el de Galicia, el de Extremadura y el de Andalucía; y el itinerario transversal de Burgos a Lisboa pasando por Salamanca, entre otros.

El mapa, que se encuentra en perfecto estado, según la BNE, cuenta con márgenes graduados y con el primer meridiano situado en la isla de Hierro, así como con orografía de perfil.

En la parte inferior izquierda, indica la escala expresada en varias medidas y en otro recuadro añade entre otros detalles el pago de las postas españolas: dos reales de plata por lugar y por caballo, aunque recoge diferencias entre regiones.

FUENTE

 

Prueba también con

Hallan once sables de principios del siglo XIX en aguas de Formentera

Recuperados a diez metros de profundidad, se encuentran envainados y en «muy buen estado» de ...