domingo , mayo 26 2019
Inicio / Artículos / 25 de diciembre, Día de Navidad, nació Isaac Newton… ¿o quizá no?

25 de diciembre, Día de Navidad, nació Isaac Newton… ¿o quizá no?

El físico, filósofo, teólogo, alquimista e inventor Isaac Newton nació en 1642 en Woolsthrope, una pequeña aldea del condado de Lincolnshire, en Inglaterra, ¿pero hoy o el 4 de enero?

Isaac Newton, nacido en 1642 una pequeña aldea del condado deLincolnshire de Reino Unido está considerado como el padre de la mecánica clásica por dar forma a las leyes que llevan su nombre, aportar grandesavances sobre la naturaleza de la luz, la óptica y el cálculo infinitesimal y sobre todo, por sentar las bases de las leyes de la gravitación, un hecho, que además de entre la comunidad científica, ha hecho resonar su nombre entre todos los estratos de la sociedad.

Sin embargo, aunque en los tiempos que corren pueda parecer contradictorio, Newton fue profundamente religioso toda su vida. La prueba está en sus escritos, entre los que por encima de temas científicos, destacan los que tratan la alquimia y la religión. Sobre esta última, el inglés, que era anglicano, defendía el arrianismo (creía en un único Dios, el dios padre) y se mostraba convencido de que las Sagradas Escrituras habían sido violadas para sustentar la doctrina trinitaria, el dogma central sobre la naturaleza de Dios en la mayoría de iglesias cristianas.

Pero, pese a que Newton sostenía que Jesucristo era un subordinado de Dios y no una extensión de sí mismo ¿comparte el científico fecha de nacimiento con Jesús de Nazaret, la figura central del cristianismo a cuyo reconocimiento divino se oponía?

Newton nació el 4 de enero. Esta afirmación es cierta si la analizamos con perspectiva histórica o si coétaneamente hubiese estado viviendo en España. Sin embargo, no es menos cierto que el nacimiento del científico coincidió con el 25 de diciembre, la festividad de Navidad, pues en 1642 en Woolsthrope, (Inglaterra) se hacía uso del calendario juliano, un anuario introducido por Julio César en el 46 a.C. que en países como España, Italia y Portugal fue cambiado por el gregoriano, originario de Europa, en 1582 pero que en el actual Reino Unido y sus colonias no se instauró hasta 1752, 110 años después del nacimiento de Newton.

Así, situándonos en el tiempo y el espacio en el que tuvo lugar el nacimiento de Newton, podemos afirmar que sí, que el científico comparte fecha, según lo establecido en la Biblia, con Jesús de Nazaret. Sin embargo, esta coincidencia fue poco relevante para una vida entera dedicada al estudio teológico y científico que ha dejado para la posteridad teorías tan importantes como la Ley del Movimiento o la refracción de la luz blanca. Los avances que presentó Newton fueron tan impotantes que hoy en día, pocos escapan a conocer al menos, la leyenda que rodea a su Ley de la Gravedad.

Newton y la manzana

Corría 1666 y Newton estaba sentado en su jardín, como solía hacer, reflexionando sobre sus teorías y haciéndose preguntas que le llevasen a resolver nuevas. Entonces, una manzana cayó del árbol sobre su cabeza provocándole una revelación también conocida como el momento ‘Eureka’. “¿Por qué la manzana siempre descendía de manera perpendicular al suelo?”. La idea de la gravitación le había golpeado literalmente manifestando ante él la existencia de la gravedad, una fuerza universal de atracción entre cuerpos responsable de la caída libre de los mismos, atraídos hacia la Tierra.

Sin embargo, que la manzana cayese sobre su cabeza, es algo que está en duda. La primera referencia a este fruto se encuentra en una biografía del científico escrita por su amigo y escritor William Stukeley en 1972, quien sostuvo que Newton estaba sentado en el exterior de su granja cuando le atravesó la idea de la gravedad. “Fue algo ocasionado por la caída de una manzana mientras estaba sentando en actitud contemplativa”, indicaba el escritor.

Sin embargo, las teorías sobre esta historia son muy variadas. Aunque la manzana está presente en todas, algunas apuntan hacia el propio Newton como creador del rumor que indicaba que la fruta le golpeó con el objetivo de popularizar su idea, y otras, sin embargo, aseguran que la manzana es una anécdota, ya que este fruto históricamente ha sido un símbolo muy ligado al conocimiento. Sea como sea, la historia es perfecta para ilustar la Ley de la Gravedad, y con el paso de los años, su utilidad ha sido lo importante.

FUENTE

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2018-12-25/isaac-newton-25-diciembre-navidad_1714534/

Prueba también con

Así es como se disuelve un misterio de siglo y medio sobre el origen del asma y las enfermedades alérgicas e inflamatorias

En 1853, un jovencísimo Jean-Martin Charcot descubrió (junto con C. Robin) una serie de cristales bipiramidales de ...