Breves
Inicio / Artículos / 7 oscuros datos sobre Elizabeth Bathory: la auténtica Drácula

7 oscuros datos sobre Elizabeth Bathory: la auténtica Drácula

elizabeth-bathory

La vida de quien tiene un Récord Guiness por ser la mujer con más asesinatos en la historia de la humanidad, con 650 víctimas, es más que evidente que debe estar repleta de detalles que erizan la piel. Perteneciente a una de las familias más poderosas de Hungría, cuyas pasiones y su sed implacable de sangre trascendieron en el tiempo.

1 Elizabeth Bathory presenció su primer homicidio cuando era apenas una niña

Son muy pocos los detalles que se conocen sobre la infancia de la condesa sangrienta, pero según se cuenta, a la edad de 6 u 11 años se escapó de su institutriz para mirar cómo ejecutaban a un gitano que había sido condenado a muerte por vender a su hijo a los turcos.

Los soldados abrieron el vientre de un caballo, introdujeron el hombre en su interior, cosieron la herida, dejando solo la cabeza del gitano por fuera. Este era un método popular para dar muerte a delincuentes en la antigua Roma. Así fallecían de forma cruel y repulsiva… quemándose lentamente bajo los ardientes rayos solares, mientras que sus cuerpos, y el de los animales, se pudrían en conjunto y eran consumidos por los gusanos. ¿Provocó este encuentro el despertar de su instinto asesino?

2 Fue la primera asesina en serie mujer y una fetichista peculiar

Sí, se trató de la primera asesina en serie mujer (conocida) y también de la única homicida de su época que acababa con las vidas de muchachitas para satisfacer, además de su sadismo, un fetiche sexual fuera de serie… sólo con mujeres.

De 50 a 650 chicas fueron torturadas y asesinadas por la auténtica Drácula. Mientras más dolor les infringía, más placer sentía. También se dice que las obligaba a tener relaciones con ella, siempre mientras su esposo -Ferenc Nádasdy- se encontraba batallando en guerras húngaras.

3 Torturaba a mujeres vírgenes

Elizabeth Bathory recluía a mujeres vírgenes para descargar toda su tiranía sobre ellas en una cámara exclusiva para torturas. Ésta se encontraba en el interior de su castillo, ahí mataba a mordiscos a sus víctimas… Sus prácticas son escalofriantes y no las detallaremos, solamente te diremos que se regocijaba al ver a sus desgraciadas víctimas sufrir lo indecible.

Para Elizabeth Bathory no había nada en el mundo que le hiciera más feliz que la tortura y el bañarse con la sangre de jóvenes castas, desparramadas con su vileza.

4 La escalofriante historia de Pola, la ayudante de Bathory

Para cometer asesinatos, Bathory contó con numerosos ayudantes. Entre ellos se dice que se encontraba Pola, una niña de 12 años, quien no soportó continuar en complicidad de sus actos y huyó sin mucha suerte. Y es que fue capturada por Bathory y encerrada en una jaula muy estrecha en la que apenas cabía, a pesar de lo pequeña que era. Final y terriblemente, fue descuartizada.

5 Bathory le dio cristiana sepultura a muchas de sus víctimas

Bathory era protestante, y como tal, acudió a un pastor local para que le diera sepultura eclesiástica a las jovencitas que asesinó, bajo la razón de que habían fallecido por causas desconocidas.

Por supuesto, el pastor al notar la cantidad de cadáveres que le llevaba la siniestra mujer, comenzó a sospechar que algo andaba mal, por lo que se negó a recibir a más chicas. A partir de ahí, Bathory se las arregló enterrando 50 mujeres en el sótano, en los alrededores del castillo y otros lugares secretos. Como eran tantos restos, también convirtió los muros de su opulenta morada en sarcófagos.

6 Asesina…pero muy buena mamá

La mayoría de los datos que leemos sobre Elizabeth Bathory son oscuros, pero ¿y si te contamos que fue muy buena madre? Tuvo cuatro hijos, Úrsula, Katherina, Ana y Paul a quienes trató de forma diferente que a sus sirvientas.

Cuando escribía sobre ellos y su marido Nádasdy en sus cartas, rezumaba amor puro y un lado tierno que muchos creíamos inexistente en la condesa sangrienta. Los cuidaba como una madre que ama a su familia. Tal vez a los retoños de Bathory se los alejó de ella para que no vieran las atrocidades que cometía. Puede que fueran enviados a vivir con otros parientes, consiguiendo guardar ante ellos la apariencia de madre abnegada de la condesa.

Hay quienes dicen que el esposo de Bathory compartía su lado malicioso, aunque supuestamente nunca asesinó a los sirvientes que torturó, pero sí empaló a sus adversarios en las guerras. La pareja contrajo matrimonio cuando ella tenía 15 años; él era su primo y un conde de Transilvania.

7 Quizá inspiró la historia del famoso Drácula

Además de Vlad Tepes, Elizabeth Bathory pudo haber servido de musa para Bram Stoker en la creación de Drácula. Varios historiadores afirman que así fue por cómo se comportaba con las jóvenes vírgenes que mataba. Solía morderlas, además, tomaba su sangre como una verdadera vampira.

Fuente: Supercurioso

Prueba también con

El Santuario de la Tierra de Sixto Paz

El Santuario de la Tierra de Sixto Paz. En este libro Sixto Paz, su vigésimo, ...