miércoles , septiembre 20 2017
Breves
Inicio / Videoteca / Las ciencias ocultas y el templo del Rey Salomón por Ricardo Aroca – III Parte

Las ciencias ocultas y el templo del Rey Salomón por Ricardo Aroca – III Parte

Gran Logia de España (C/ Juan Ramón Jiménez, 6 – Madrid) –
24-2-1 Las ciencias ocultas y el templo del Rey Salomón; mitos paralelos por Ricardo Aroca Hernández – Ros.

III Parte

Conferencia de Ricardo Aroca es Doctor en Arquitectura, fué durante siete años director de la Escuela de Arquitectos de Madrid, fue decano del Colegio de Arquitectos de Madrid y presidente del Instituto Juan de Herrera.

La Mesa de Salomón (rey de Israel, 978-931 a. C.) –conocida también con los nombres de Tabla o Espejo de Salomón–, es una leyenda que cuenta cómo el rey Salomón escribió todo el conocimiento del Universo, la fórmula de la creación y el nombre verdadero de Dios: el Shem Shemaforash, que no puede escribirse jamás y sólo debe pronunciarse para provocar el acto de crear. Según la tradición cabalística,

“Salomón lo confía a una forma jeroglífica de alfabeto sagrado que, aunque evita la escritura del Nombre de Dios, contiene las pistas necesarias para su deducción. Este jeroglífico tiene como soporte material un objeto: la llamada Mesa de Salomón”.

Eslava Galán, op. cit.

Según esta leyenda, la trascendencia de la tabla está en que dará a su propietario el conocimiento absoluto (ya que el pronunciar el nombre de Dios significa abarcar a toda su creación), pero el día que sea encontrada el fin del mundo estará próximo.

A menudo se ha asociado el aspecto de la mesa al que tenía un mueble del Templo de Salomón que simbolizaba el mar.

Hay varias descripciones de la que puede ser la Mesa de Salomón:

  • En la Biblia se dice, que, como parte del mobiliario del Templo, el rey Salomón:

Hizo fundir asimismo un mar de diez codos de un lado al otro, perfectamente redondo; su altura era de cinco codos, y lo ceñía alrededor un cordón de treinta codos. Y rodeaban aquel mar por debajo de su borde alrededor unas bolas como calabazas, diez en cada codo, que ceñían el mar alrededor en dos filas, las cuales habían sido fundidas cuando el mar fue fundido. Y descansaba sobre doce bueyes; tres miraban al norte, tres miraban al occidente, tres miraban al sur, y tres miraban al oriente; sobre estos se apoyaba el mar, y las ancas de ellos estaban hacia la parte de adentro. El grueso del mar era de un palmo menor, y el borde era labrado como el borde de un cáliz o de flor de lis; y cabían en él dos mil batos.

Libro de los Reyes, capítulo 7. Versísculos 23 a 26
  • Según el Ajbar Machmua, una crónica bereber del siglo XI, es una mesa «cuyos bordes y pies, en número de 365, eran de esmeralda verde».
  • Al-Macin asegura que estaba «compuesta por una mezcla de oro y de plata con tres cenefas de perlas».
  • Según las órdenes de Yavhé a Moisés, él debería construir una mesa que debería estar hecha de madera de acacia y cubierta de oro puro, sin plata ni perlas,2 y sobre ella debería de colocarse el pan.

Haz una mesa de madera de acacia. La mesa debe medir noventa centímetros de largo, cuarenta y cuatro centímetros de ancho y sesenta y seis centímetros de alto. Recubre la mesa de oro puro y hazle un borde de oro alrededor. Luego hazle un marco de siete centímetros de ancho y ponle un ribete de oro. Haz también cuatro argollas de oro y colócalas en las cuatro esquinas de la mesa, sobre las cuatro patas. Pon las argollas cerca del marco, para sostener las varas que vas a usar para cargar la mesa. Usa madera de acacia para hacer las varas y recúbrelas de oro. Las varas son para cargar la mesa. Harás de oro puro los platos, cucharones, jarras y tazones. Las jarras y los tazones se usarán para servir las ofrendas. Colocarás en la mesa, permanentemente ante mí, el pan de la presencia.

Éxodo, capítulo 25. Versículos 23 a 30.

Existe la teoría de que la Mesa de Salomón descrita por los musulmanes españoles era la Tabula Smaragdina, atribuida a Hermes Trismegisto:

«Esta Mesa de Esmeraldas se ha dicho que era la Tabla-Mesa de Salomón. Su nombre recuerda la Tabla Esmeraldina del hermetismo alquimista, que da título a uno de los textos herméticos atribuido a Hermes y grabado en una tabla de esmeralda de una sola pieza.»

Ángel Almazán

Recientemente se lanzó la hipótesis de que “La Mesa de Salomon” no fuese un objeto físico, sino un concepto, (de un conocimiento secreto quizá, que se habría transmitido a lo largo de la historia)…

DISPONEIS DEL AUDIO COMPLETO DE ESTA CONFERENCIA EN NUESTRO CANAL DE IVOOX http://www.ivoox.com/ciencias-ocultas-templo-del-rey-audios-mp3_rf_10603788_1.html

DIVULGADORES DEL MISTERIO

Siguenos en:

http://www.divulgadoresdelmisterio.net/
https://www.facebook.com/divulgadoresdelmisterio.net
Twiter – @DDMisterio
http://www.ivoox.com/podcast-audioteca-divulgadores-del-misterio_sq_f1157431_1.html
https://itun.es/i6Ld7Vm
https://vimeo.com/divulgadoresdelmisterio
divulgadoresdelmisterio@gmail.com

Prueba también con

A que no hay huevos por La Escobula de la Brújula – Parte III

A que no hay huevos por La Escobula de la Brújula – Parte III A ...