Breves
Inicio / Artículos / PSICOPATÍAS por Amparo Huélamo

PSICOPATÍAS por Amparo Huélamo

psicopata1DESCRIPCIÓN DE ALGUNOS RASGOS DE LAS PSICOPATÍAS

DEFINICION
La psicopatía es la anomalía psíquica, un trastorno antisocial de la personalidad, por la que, a pesar de la integridad de las funciones perceptivas y mentales, se halla patológicamente alterada la conducta social del individuo que la padece.

RASGOS DE LA PSICOPATIA

Mentirosos patológicos.- Estos personajes tienen una gran facilidad para salir impunes de la mentira. Tienen la capacidad de contar una historia que resulta ser una falacia al 1000 por 1000, y sabiendo que esa historia que cuentan puede serles desmontada, en un instante, porque es una burda mentira urdida por estos psicópatas. La reacción que obtenemos de estos seres ante las evidencias de sus mentiras es mostrar perplejidad y reinciden en reconstruir la misma historia pero con otra perspectiva. ¿Acaso será por sí en esta ocasión ya tiene más credibilidad?

Insinceridad absoluta.- Tienden a romper sus promesas con gran facilidad aunque destacan “su palabra” ante cualquier relación que ya este instaurada o quieran establecer.
El párrafo que a continuación refiero esta extraído de unos de los muchos libros que he tenido el placer de leer y que dice así:

“Se aburren, seducen, mienten, se estimulan y regustan.
Degradan, vejan. Y vuelta a empezar con otra víctima”

Aquí si me lo permiten hare un inciso. Hubo un, llamémoslo, señor que en una ocasión tuvo la desfachatez de expresar una lindeza para él: “dejemos el tema aquí porque acabaremos discutiendo y lo que yo pretendo es calentarme ….” ¡Semejante desvergonzado y desgraciado”. ¿Caballero, por ser educada, que opinión le merecería que le hablasen así a una hija o hijo de usted? ¿Hasta qué limites pueden llegar este tipo de seres?

Egocentrismo.- La característica, fundamental, en este patrón es que se muestran siempre muy seguros de si mismos. Cuando se da el caso que deben ser entrevistados o en una simple conversación siempre dan la impresión que están delante de una cámara. Cuando, ellos, creen que algo sale mal están convencidos que no es culpa suya, sino del interlocutor, de diversas circunstancias, del compañero, de la pareja, etc.
El egocentrismo de estas personas es exagerado hasta llevarlo a extremos enormes. Demuestran un alto grado de superioridad, aunque en ocasiones la camuflan y van de pobres infelices, desvalidos y maltratados por la sociedad que les rodea. Se consideran el centro del universo y todo y todos deben girar a su alrededor.

Locuacidad y encanto superficial.- Estos individuos tienen una facilidad del lenguaje abrumadora y con ello muestran un amplio abanico de seducción que resulta ser, totalmente, falsa y superficial. Poseen altas dosis de seductores, de aduladores y abusan en exceso de cortesía, algo que utilizan para que la posible víctima caiga en sus redes.
Alardean de entender y conocer múltiples áreas de estudio del conocimiento y eso conlleva a que sus adeptos o seguidores, por no apodarlos palmeros, tengan en gran estima y valoración a este tipo de elementos. Pero, afortunadamente para quien los sabe detectar, ocurre que según se les va conociendo se van dando cuenta de que esos conocimientos, de los que hace gala, son superficiales. En definitiva, nos quiere vender su intelectualidad y no dejan de ser autenticas parrafadas extraídas de algún libro, folleto, revista o de algún pensamiento ajeno. Se retroalimentan de las ideas de otra gente. A estos individuos/as podemos denominarlos pseudo-intelectuales.

Necesidad de estimulación ya que tienen una tendencia al aburrimiento.- Estos personajes tienen una simpatía innata al aburrimiento porque necesitan, constantemente, en el filo de la navaja, es decir, buscan estimulación, excitación y, por supuesto, que les suponga un reto. Algun@s psicópatas llegan, incluso, al empleo de sustancias estupefacientes pero que les sirva, a su vez, de estimulantes.
Hay otros que en lugar del uso de las drogas les motiva más aquello de “buscar una discusión” o como vulgarmente conocemos “buscar gresca o montar el belén”, así se sienten más estimulados porque ven el el control que ejercen sobre la víctima.
Estas personas como siempre buscan la estimulación huyen de la rutina, de la monotonía y sí observan que eso acaece, pronto abandonan sin dar explicaciones. Para ell@s el sentido de la estabilidad es nulo.

Engaño, manipulación y control.- El engaño, que también podríamos encuadrarlo dentro de la mentira, es el papel fundamental que utiliza el psicópata y que anexionado con ese desparpajo que utilizan en su arenga de seducción para de ese modo ejercer la manipulación y el control sobre su víctima.

Con el tema de la manipulación, él o ella, se presentan como las víctimas de la situación que concurre en ese momento y circunstancia, es decir, es “el pobrecito o la pobrecita”, a quien todo se le pone en contra y que esta necesitad@ de afecto y cariño. Estas son las argucias que utiliza para persuadir y manipular. A continuación, ya pasará a una fase de control ante la situación que ha urdido con la persona a la que esta victimizando y esta treta la utilizara hasta que se aburra de interpretar el papel de víctima, se marche y más tarde vuelva a empezar con el nuevo ataque.

Insensibilidad.- Este patrón del psicópata nos detalla su grado de insensibilidad y vemos como para él o ella no existen los sentimientos, la felicidad o los derechos de los demás. Esta insensibilidad les lleva a una falta de empatía muy enfatizada. Son incapaces de ponerse en el lugar o en la piel de la víctima que lo está sufriendo. Es en este patrón donde “cosifican” a las víctimas porque las manipulan y las utilizan para su mero placer. Si en determinado momento ell@s son conscientes del dolor que están causando, será algo muy pasajero, es decir, lo sentirán como algo abstracto más que como algo emotivo. Son egoístas y sólo les interesa ser los mejores, el resto no les importa, aunque en ocasiones hagan creer todo lo contrario. Si en algún momento llegara a empatizar sería para su propio beneficio.

Conductas sexuales promiscuas.- Habitualmente suelen ser personas sexualmente muy activas, aunque también hay excepciones, donde incluso prescinden del sexo para culpabilizar a la pareja. Las relaciones sexuales suelen ser frías, casuales, oscuras, baladíes, etc. y no reparan en pensar ¿dónde, cómo, porqué, cuando y con quién? Este es un rasgo muy definido en el/la psicópata ya que encuadra a la persona con la que mantiene la relación como “cosa”. Son seres que tienen la carta de naturaleza en la infidelidad.
Acuden a los lugares donde hay o se ejerce la prostitución y participan en todo tipo de actividades sexuales sin ningún pudor. Otra de sus tendencias son el fetichismo, el sadomasoquismo o cualquier otra técnica que les apetezca mantener.

Ausencia de remordimientos y de culpabilidad.- La culpabilidad o sentimiento de culpa deben experimentarlo los demás, ell@s son los buenos de la película. Influyen en quien los secunda a trasmitirles que todo lo malo que les ocurre es causa de la otra parte, es decir, hacen creer que son juzgados, improcedentemente, ya que los demás lo/la han traicionado. En este rasgo del psicópata la culpa siempre la tiene la familia, alguna amante despechada, algún amor frustrado por su incompetencia como individuo incapaz de empatizar.

Irresponsabilidad.- Se pasan por el “Arco del Triunfo” el desempeño de sus obligaciones, sin embargo, exigen de los demás cumplan con sus compromisos, mientras ell@s se dan la gran vida. Este patrón lo podemos hallar en cualquier área de la vida de estos seres, como por ejemplo con la esposa, con los hijos, amigos, etc., en definitiva, con la sociedad en general.

Vida parásita.- Son personajes “lapa” ya que tienen una dependencia económica de otras personas. Tienden a no esforzarse en ningún trabajo que sea remunerado y que conlleve un esfuerzo físico. Su trabajo es pseudo-inteligente y lo nefasto de todo esto es que necesitan de los demás y hay gente que les aplauden su forma de vida. Generalmente, dan la visión de ser personas desvalidas y necesitadas de apoyo y es, precisamente, eso lo que utilizan para explotar a sus víctimas. No saben subsistir por ell@s por sí solos. Lo dicho son parásitos, gusanos, vampiros energéticos, emocionales y económicos.

Escasos afectos con sus víctimas.- El psicópata sabe fingir cuáles son sus sentimientos ya que es incapaz de mostrar cuáles son sus estados afectivos. Lo que si hacen a la perfección es soltar “la parrafada de costumbre” Emulando las palabras utilizadas por el prestigioso psicólogo Hare que dice así: “El psicópata se sabe la letra pero no la música. Saben lo que tienen que decir, pero no lo sienten en absoluto”.

Falsean la realidad.- Sólo pretenden vivir el día a día y cambian sus planes según les convenga. Los proyectos que elucubran los realizan a largo plazo o no los realizan nunca porque es, lo que define este patrón, falseamientocde la realidad. Suelen exponer estos proyectos públicamente para que los demás que conocen sus ideas les agasajen y regalen sus oídos con parabienes. La forma de vivir que les caracteriza es bohemia. Otra cosa que les gusta hacer es fantasear de lograr grandes cantidades de dinero, aunque luego todo es un estrepitoso fracaso porque se pierden en indecisiones carentes de solidez (juegos de azar, apuestas, etc.). Cuando consiguen un éxito, tras muchos fracasos, se sienten l@s mejores sobre la faz de la tierra y mucho más cuando detrás tienen un gran séquito que aplauden sus acciones. Resultan grotescos tanto un@s como otr@s.

No aceptan la responsabilidad de sus actos.- Este rasgo va muy vinculado con el de la irresponsabilidad, ya que siempre encuentran una excusa en la que basarse y así justificar su conducta y que la culpa recaiga en otra persona porque lo que está ocurriendo no es consecuencia de su comportamiento. En el supuesto, remoto, que muestren empatía con la víctima lo justifican diciendo: “no era mi intención”, “no creía que llegaría a estos extremos”, “etc. etc.”.

DATOS DEL AUTOR

Dra. Amparo Huelamo Gaspar

Presidenta en GABINETE CRIMINOLÓGICO – ESPAÑA. Graduada superior en Criminología por la Universidad de Valencia-España y Perito Judicial en Criminalística y Presidenta de ACYACO.

REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFÍA

Sin Conciencia: Robert D. Hare.
El Psicópata: Vicente Garrido.
Psicópatas integrados: J.M. Pozueco.

Os dejamos a continuación una lista de reproduccion de vídeos relacionados con “Criminología”

DIVULGADORES DEL MISTERIO

 

Síguenos en:

http://www.divulgadoresdelmisterio.net/
https://www.facebook.com/divulgadoresdelmisterio.net?fref=ts
Twiter – @DDMisterio
http://www.ivoox.com/podcast-audioteca-divulgadores-del-misterio_sq_f1157431_1.html
https://itun.es/i6Ld7Vm
divulgadoresdelmisterio@gmail.com

Prueba también con

Templarios de José Manuel Morales

Templarios Claves ocultas en catedrales góticas, vírgenes negras y la búsqueda del Santo Grial en ...