sábado , noviembre 25 2017
Breves
Inicio / Artículos / LOS AKELARRES DE LA NOCHE DE WALPURGIS, por MARISA ARGUELLES

LOS AKELARRES DE LA NOCHE DE WALPURGIS, por MARISA ARGUELLES

Una de las noches favoritas para que las brujas pudiesen celebrar sus reuniones y rituales era la noche de Walpurgis, entre el 30 de abril y el 1 de mayo.

El origen de esta festividad “brujeril” se remonta a la fiesta celta de Beltane, pero posiblemente fuera mucho más antigua y relacionada con el chamanismo euroasiático y que celebraba la llegada de la primavera y el triunfo de la luz sobre la oscuridad. Esta noche se abrían las puertas del inframundo y desaparecía la división entre el mundo de lo visible y de lo invisible. Era creencia popular que los espíritus, vampiros, hombres lobos y otras criaturas nocturnas paseaban a sus anchas, por lo que los humildes mortales protegían sus hogares con romero y sal. Así mismo, en las plazas de los pueblos se encendían hogueras y plantaban abetos con la misma intención.

Walpurgis

En cuanto a las brujas, mujeres sabias y en contacto con la naturaleza buscaban el abrigo de los bosques para practicar sus aquelarres, rituales y ceremonias en las cuales eran habituales el uso de plantas mágicas y pócimas que provocaban estados alterados de conciencia. Ingredientes habituales de sus recetas eran el azafrán, la belladona, el muérdago, el laurel… nada extraordinario en las culturas paganas precristianas.

Esa noche tan especial y simbólica bailaban y cantaban danzas profanas, se transmitían unas a otras sus conocimientos secretos y como mujeres liberadas e independientes que eran practicaban también el amor libre con compañeros masculinos. Ni qué decir que estas prácticas no estaban bien vistas por el conjunto de la sociedad siendo éstas motivo de discriminación y posterior persecución de las mismas. La quema de brujas se extendió por el centro de la Europa más puritana calculándose unas 10.000 ejecuciones durante el siglo XVII, siendo acusadas de adoradoras del Diablo, comedoras de infantes y todas las maldades del universo. No eran buenos tiempos tiempos para ser “diferente”.

10933741_646175428816733_6961764068987780615_n

¿Y quién era Walpurgis? Fue una mujer inglesa que vivió en el siglo VIII de nuestra era, conocedora de las propiedades mágicas y curativas de las plantas. Se desplazó a Alemania donde vivía su primo San Bonifacio y llegó a ser abadesa. Entre sus “obras y milagros” más conocidos figuran la conversión masiva de brujas al cristianismo así como muchas curaciones milagrosas. A su muerte comenzó a ser venerada y nada mejor que consagrar un día del santoral cristiano a esa santa mujer que tanto veló por la difusión de su religión especialmente en las mujeres paganas-brujas y ese día recayó precisamente en la Noche de Brujas Beltane. Mejor elección imposible.

La noche de Walpurgis aparece en el “Fausto” de Goethe como la noche en la cual el protagonista pacta con el Diablo a fin de conseguir el amor de su amada. También el músico Modest Mussowsky ambientó su célebre “Noche en el Monte Pelado” durante la celebración de Walpurgis.

Se han filmado algunas truculentas películas de terror inspiradas en esta noche,una de ellas española(1971), protagonizada por Paul Naschy. Sin embargo, lejos de ser una noche terrorífica, Walpurgis tiene un halo romántico y misterioso. Es una noche en la que se abren puertas selladas el resto del año y con una energía especial que bien podemos utilizar para meditar, pedir deseos al Universo, danzar, ir al bosque y ¿por qué no? celebrar nuestro
akelarre particular.

noche walpurgis

Marisa Argüelles

http://www.fiestasorientales.com/

Prueba también con

Iª Bienal de Parapsicología y Misterio, Belmez de la Moraleda 2017

Iª Bienal de Parapsicología y Misterio, Bélmez de la Moraleda 2017 El Centro de Interpretación ...